Se encuentra usted aquí

El hijo de Isabel Pantoja celebra su 31 cumpleaños sin su madre

Kiko Rivera ha aprovechado la celebración de su cumpleaños para enviar un sentido mensaje a su madre asegurándole que la "lleva en el corazón"

El hijo de Isabel Pantoja celebra su 31 cumpleaños sin su madre

La ausencia de su madre ha sido lo único capaz de empañar la celebración del 31 cumpleaños del hijo de Isabel Pantoja, Kiko Rivera, quien ha querido enviarle un sentido mensaje a la tonadillera -que actualmente cumple condena en la prisión de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) por un delito de blanqueo de capitales- asegurándole que tanto ella como su padre, el fallecido torero Paquirri, siempre están presentes "en su corazón" pese a la distancia.

"31 años hace hoy... y sin ninguno de los dos a mi lado. Pero sí estáis dentro de mi corazón. Os amo papá y mamá", aseguró Kiko en su cuenta de Twitter.

Quien tampoco ha podido acompañar a Kiko en una fecha tan especial ha sido su hermana María Isabel, que sí se acordó de enviarle una emotiva felicitación desde Londres, ciudad en la que reside en la actualidad.

"¡Felicidades hermano! Porque te quiero con locura y siempre estaré a tu lado pase lo que pase", le aseguró la joven mediante un tuit que completó más tarde en su cuenta de Instagram:

"Gracias por todo el cariño que me das y por apoyarme en las buenas y en las malas. Aunque no estemos tan cerca como antes por circunstancias, estamos más necesitados de cariño los unos de los otros. Y tú, junto con [nuestra prima] Anabel me habéis ayudado mucho. Quizás ahora estemos más unidos a pesar de que a veces no estamos de acuerdo en algo, como en todas las familias", escribió la hija pequeña de la tonadillera, para añadir justo después: "Con esto quiero decirle al mundo por si todavía cabe alguna duda, que eres importante para mí, que sin mamá eres la única persona que está siempre ahí y en la que puedo confiar cien por cien. Y eso, a día de hoy, es difícil (sic)".

Hasta el pasado 29 de enero, tanto Isabel como el resto de su entorno conservaban aún la esperanza de que pudiera celebrar en familia el cumpleaños de su hijo al existir aún la posibilidad de que se le concediera el tercer grado que le habría permitido llevar una vida en semilibertad, tal y como solicitaron sus abogados tras su ingreso en prisión el pasado 21 de noviembre.

Sin embargo, el no haber pagado todavía la totalidad de la multa de 1.147.148 euros que le ha sido impuesta habría sido la principal razón de que no se le "premiara" con el tercer grado.

Publicidad