Se encuentra usted aquí

Miguel Bosé aprendió a querer gracias a la paternidad

El cantante ha descubierto lo que es el "amor verdadero" gracias a sus cuatro hijos, los gemelos Diego y Tadeo e Ivo y Telmo

Miguel Bosé aprendió a querer gracias a la paternidad

A pesar de que ha sido uno de los hombres más deseados de la industria musical española durante años, el cantante Miguel Bosé no aprendió lo que era verdaderamente el amor hasta que se convirtió en padre de sus cuatro gemelos, Diego y Tadeo -nacidos en 2008 gracias a una gestación subrogada - e Ivo y Telmo, quienes llegaron al mundo siete meses más tarde.

"Lo hice muy tarde [convertirme en padre] porque mi trabajo requiere toda la energía del mundo. Y además, siempre he sido famoso por ser salvaje. El día que me convertí en padre se abrió un jardín de emociones únicas, que es diferente a todo lo demás. Estoy descubriendo el amor. Antes podía estar convencido de que me había enamorado, pero ahora sé lo que es el amor verdadero, hecho de sacrificios. Papá Miguel no se pierde nada y cada día es un gran aprendizaje", explicó a la cadena Tgcom24.

La noticia de que Bosé se había convertido en padre por partida cuádruple fue desvelada por él mismo durante una entrevista en 2013, durante la que también reconoció que había sido su amigo Ricky Martin -padre de los gemelos Valentino y Matteo- quien le sugirió la idea de recurrir al método popularmente conocido como "vientre de alquiler".

"Cuando tomé la decisión [de ser padre] comprobé que con 50 años se te cierran las puertas en todo el mundo para adoptar, y entonces Ricky Martin me sugirió esa opción que al final escogí", confesaba a la revista Shangay.

Publicidad