Se encuentra usted aquí

Colin Firth fotografió cada moratón que se hizo rodando su última película

El intérprete británico llegó a sentirse tan orgulloso de los cardenales que se hacía rodando 'Kingsman: The Secret Service' que se los fotografiaba

Colin Firth fotografió cada moratón que se hizo rodando su última película

El actor Colin Firth, de 54 años, pasó seis meses con unas sesiones de entrenamiento "muy dolorosas" preparando su última película, la cinta de acción 'Kingsman: The Secret Service', en la que interpreta al veterano agente secreto Harry Hart, y aunque sufrió numerosos golpes, estaba tan orgulloso de ellos que hizo fotos a cada uno de sus moratones.

"Tenía que ser yo y no un especialista. Había solo una cámara. El cámara también tenía que ser coreografiado. Hubo muchas lesiones. Pero yo estoy muy orgulloso de las mías. ¡Son trofeos! Y como siempre habría alguien que pondría en duda que era yo el que hacía todo eso cada vez que me hacía un moratón lo fotografiábamos. No decíamos: 'Trae a la enfermera'. Decíamos: 'Trae la cámara'. Hacíamos fotos del cardenal o del diente roto. Estábamos encantados de tener algo de lo que poder presumir. Es patético. Muy de macho", contaba Firth en el programa 'Lorraine' de la cadena británica ITV.

Pero aunque Colin encontrara muy duro rodar una película de acción está deseando volver a hacer algo similar.

"A uno siempre le cuestan las cosas que sientes que se exceden un poco. Como el trabajo duro. Fue muy, muy doloroso el entrenamiento previo a la película. Pero ha sido una de las cosas más emocionantes que he hecho nunca y lo eché de menos cuando terminó. Me muero de ganas de volver a hacerlo. Pero si alguien me dice que comienzo la semana que viene tendría que luchar contra ese instinto de quedarme sentado en el sofá mirando al vacío y meterme de nuevo en ello. Si es un proyecto bueno lo haría de nuevo", añadió.

Publicidad