Se encuentra usted aquí

Naya Rivera se disculpa por decir que ducharse diariamente 'es cosa de blancos'

La actriz de 'Glee' ha dicho que sus comentarios diciendo que los blancos se duchan más que otras etnias eran solo una broma

Naya Rivera se disculpa por decir que ducharse diariamente 'es cosa de blancos'

La actriz Naya Rivera causó controversia al afirmar este martes en el programa 'The View' que "la gente blanca se ducha mucho más que la gente de otras etnias", pero ante el revuelo montado ha asegurado ahora que todo pretendía ser una broma.

"Se suponía que era un chiste. Me disculpo si he ofendido a alguien. Dije que pensaba que ducharse muchas veces era cosa de blancos. Ayer estábamos hablando de un estudio que dice que se supone que nos tenemos que duchar una o dos veces cada tres días, y opiné sobre eso. Se suponía que era una broma pero aparentemente no sentó muy bien. Sin embargo estoy encantada de haber comenzado un debate sobre cuántas veces te deberías duchar", explicó este miércoles en el mismo programa.

Los comentarios de la artista de 'Glee' no cayeron muy bien en numerosos usuarios de Twitter que dejaran clara su postura en la red social.

"Naya Rivera no tiene razón. Está equivocada. La gente de otras etnias no se ducha menos que un blanco", escribía un usuario.

"Aún no me recupero de lo de Naya diciendo que las otras etnias no se duchan a diario solo porque ELLA se ducha cada tres días", comentaba otro.

Naya contó que creía que las personas blancas se duchaban más porque ella solo se duchaba una o dos veces cada tres días mientras que su marido Ryan Dorsey es asiduo a ponerse bajo el chorro de agua.

"Creo que la gente blanca se ducha más que la gente de otras etnias. Creo que ducharse más de una vez al día o todos los días es cosa de blancos", aseguró en el programa 'The View', para escándalo del público presente.

"Hay una mujer afroamericana con una camiseta amarilla [entre el público] a punto de sufrir un ataque al corazón", bromeó la copresentadora Rosie O'Donnell. Lo que obligó a Naya, dirigiéndose a esta mujer, a explicarse mejor: "Mi madre es medio negra, medio portorriqueña. Se ducha todos los días, eso sí lo puedo decir. Pero puedo también decir que estoy casada con un hombre blanco y se ducha un montón. Un montón. Dos o tres veces al día. Yo le digo: ¿pero qué haces? Los dermatólogos dicen que solo tienes que ducharte una o dos veces cada tres días por lo que yo lo estoy haciendo bien. Si en el lavabo todo lo importante queda limpio, no necesitas remojarte".

Publicidad