Se encuentra usted aquí

Sam Worthington cree que los paparazzi 'asumen riesgos' al hacer su trabajo

El intérprete se vio involucrado en un altercado con un fotógrafo tras una supuesta patada que este le habría propinado a su novia

Sam Worthington cree que los paparazzi 'asumen riesgos' al hacer su trabajo

El actor Sam Worthington fue absuelto de asalto a principios de este año tras un altercado con el periodista Sheng Li en febrero -que trajo como consecuencia una demanda de 10 millones de dólares (8 millones de euros) contra el intérprete y su novia, Lara Bingle, en concepto de lesiones e injurias- tras el cual el actor se ha pronunciado al respecto.

Su abogada, Rachel Wade, en sus últimas alegaciones estableció que cuando el fotógrafo decidió seguir a la pareja "sabía perfectamente los peligros que entrañaba y los riesgos inherentes al incidente, y tenía pleno conocimiento del alcance de los mismos".

De acuerdo con el periódico New York Post, Wade dejó claro que cualquier lesión "producida tras haber aceptado voluntariamente un riesgo fue asumida por el demandante en la realización y participación en dichas actividades".

Actualmente el actor se encuentra a la espera de una sesión de conciliación, programada para el próximo 7 de enero.

Tras el altercado -que tuvo lugar en Greenwich Village (Nueva York)- Sam logró evitar su ingreso en prisión gracias a un pacto con el Tribunal Penal de Manhattan, en Nueva York.

El intérprete presentó una alegación al juzgado explicando que estaba "comprometido contractualmente" para trabajar en Europa en ese momento y agradeció al juez por su disposición a la hora de adaptarse a sus horarios.

"Entiendo que mientras mi vida se ajuste a la ley, este asunto será desestimado y sellado", reveló Sam en un escrito.

El actor fue acusado de golpear repetidas veces al fotógrafo en la cara después de que Lara afirmase que este le había propinado una patada en la espinilla.

Sam fue acusado de asalto en tercer grado, intento de asalto en tercer grado y acoso en segundo grado.

El fotógrafo también fue arrestado y fichado por imprudencia temeraria, asalto y acoso.

No es la primera vez que el intérprete entra en confrontaciones con la prensa, ya que en 2012 también protagonizó un altercado con un fotógrafo, tras el cual Sam fue arrestado y rociado con gas pimienta tras una fuerte discusión a la salida de un restaurante en Atlanta (Estados Unidos).

Publicidad