Se encuentra usted aquí

Antonio Banderas saca a relucir su vena de conquistador en Argentina

El actor habría protagonizado un incómodo momento en una gala benéfica al abordar a la presentadora Victoria Vanucci sin reparar en la presencia de su marido

Antonio Banderas saca a relucir su vena de conquistador en Argentina

Después de poner punto final a su matrimonio de casi dos décadas con Melanie Griffith, el actor Antonio Banderas parece haber aprovechado su visita a Argentina para volver a poner en práctica algunas de sus técnicas de seductor. Aunque sin demasiado éxito, ya que durante una gala benéfica en el Faena Art Center (Buenos Aires) habría intentado abordar a la modelo y presentadora Victoria Vanucci sin darse cuenta de que su marido, el empresario Matías Garfunkel, se encontraba a escasos metros.

Tal y como publican varios medios del país, el intérprete malagueño intentó entablar conversación con la atractiva Victoria preguntándole si habían coincidido en algún acto público con anterioridad, a lo que la modelo le habría contestado con un escueto "no" antes de retirarse rápidamente para abandonar la celebración en compañía de su marido.

En su recién estrenado papel de hombre soltero, a Antonio ya se le han adjudicado varios romances, incluyendo uno con la inversora holandesa Nicole Kimpel, lo cual no deja de contrastar con el empeño que siempre ha puesto en desligarse de la imagen de conquistador.

"No soy hombre de muchas mujeres, soy hombre de una sola mujer", aseguraba recientemente al periódico argentino Perfil.

Esa misma filosofía es la que hace que, pese a su separación, el actor siga atesorando los "maravillosos" años que compartió junto a su exmujer Melanie, a quien confiesa que querrá "toda la vida".

"No quiero hablar de los detalles, de los porqués, eso son cosas íntimas. A Melanie la he querido, la quiero y la querré toda mi vida. El amor no es una cosa que se empaqueta y que tiene un color o una forma, es distinto. Hay cosas que suben, bajan y se deforman. Y en un momento determinado tomamos los dos la decisión de caminar separados. Pero no seré esa persona que entierra veinte años y diga 'ahí queda'. Es un tercio de mi vida maravilloso que lo mantendré siempre vivo", añadía al mismo medio.

Publicidad