Se encuentra usted aquí

Amanda Holden no necesita respirar para lucir palmito

Amanda Holden eligió un vestido amarillo tan ajustado que lo más seguro es que ni tan siquiera pudiera probar un trozo de la tarta-escultura gigante que cortó

Amanda Holden no necesita respirar para lucir palmito

Amanda Holden eligió un vestido amarillo tan ajustado que lo más seguro es que ni tan siquiera pudiera probar un trozo de la tarta-escultura gigante que cortó en Londres, con la que se intentó romper el récord Guinness del mundo.

Publicidad