Se encuentra usted aquí

Consejo para la mujer de Simon Cowell

Si nosotros fuesemos la mujer de Simon Cowell le coseríamos el tercer y cuarto botón de cada camisa al ojal para que no pudiera desabrochársela en plan latin

Consejo para la mujer de Simon Cowell

Si nosotros fuesemos la mujer de Simon Cowell le coseríamos el tercer y cuarto botón de cada camisa al ojal para que no pudiera desabrochársela en plan latin lover. Pero se ve que Lauren Silverman, o es muy comprensiva, o está muy enamorada, porque ella sale a la calle tan orgullosa con su hombre de pelo en pecho.

Publicidad