Se encuentra usted aquí

Increíble, Maradona pidió un 'filete con patatas' después de una sobredosis

El empresario Guillermo Coppola recordó los duros momentos que vivió en 2000 cuando el exfutbolista entró en coma por una sobredosis de cocaína

29_maradona.jpg

El empresario argentino Guillermo Coppola todavía recuerda perfectamente los duros momentos que vivió en el año 2000 al encontrar al exfutbolista Diego Maradona inconsciente en su cama por una sobredosis de cocaína que le sumió en un coma del que tardó dos días en despertar, tras lo cual lo único que pidió fue un "bife con patatas" y abandonar cuanto antes el hospital.

"Recuerdo ese momento [cuando lo encontré] fue terrible. Fui hasta la cabaña en la que estaba Diego porque uno de los chicos me había dicho que lo había sentado en la cama. Espié por la ventana y me llamó la atención que estaba muy hinchado. Recuerdo que mojé una toalla en hielo, se la apoyé en la cara y no tuvo ninguna reacción. Ahí ya pensé que estaba muerto", declaró el empresario en el programa argentino 'Intrusos' de la cadena América 2, donde recordó también la sorpresa que se llevó ante la súbita recuperación del antiguo astro del balón: "Durante dos días no dio señales. Por eso digo que Diego es diferente a nosotros, porque los médicos venían y te hablaban crudamente, 'no había reacción' decían. Y de repente, a las 11 de la noche, se abre la puerta y aparece un tipo lleno de cables que me dice: 'Guille, búscame un bife de chorizo con huevo frito y papas fritas y sácame de acá. ¿Dónde estoy?'".

En la actualidad, a sus 54 años Maradona sigue protagonizando escándalos mediáticos, el último de ellos debido a la filtración de un vídeo en el que aparece agrediendo a su novia Rocío Oliva en un estado de evidente embriaguez. Sin embargo, el exdeportista ha negado en todo momento las acusaciones de malos tratos, alegando que únicamente estaba intentado arrebatar el teléfono móvil con el que la joven le estaba grabando.

"Maradona se dio cuenta de que le estaba grabando y no le gustó. No entendió el porqué y por eso fue hacia ella y le manoteó el teléfono. Me dijo textualmente: 'Sí, le volé el teléfono, pero te juro que nunca le levanté la mano a una mujer. El episodio empieza y termina ahí. Me hago cargo de volarle el teléfono, pero no hay más. La situación no siguió ni pasó a mayores'", declaraba la periodista Marina Calabró en el programa 'Infama' de América TV.

Por: Bang Showbiz

Publicidad