Se encuentra usted aquí

La duquesa de Alba fallece a los 88 años

Cayetana de Alba fue la persona con más títulos nobiliarios del mundo, siendo nombrada cinco veces duquesa, condesa por otras veinte, vizcondesa, dieciocho

ced55be0efca4131ea7ac8970fb5988a.jpg

Después de ser trasladada desde el hospital Sagrado Corazón de Sevilla a su residencia familiar el pasado martes por la noche, la duquesa de Alba, Cayetana Fitz-James Stuart y Silva, ha fallecido hoy jueves por la mañana en el Palacio de Dueñas a los 88 años rodeada de sus hijos, sus nietos y su tercer marido, Alfonso Díez, con quien contrajo matrimonio en el año 2011.

El estado de salud de la incombustible Cayetana de Alba se había ido deteriorando durante los últimos meses, pero fue hasta el pasado domingo cuando tuvo que ser trasladada al hospital por culpa de una neumonía que se había complicado por una arritmia cardiaca y una gastroenteritis. Tras dos días en el hospital, la duquesa decidía abandonar el centro por deseo propio para instalarse en Dueñas, donde en las últimas horas han ido llegando sus seis hijos, Carlos, primero en la línea de sucesión de la Casa de Alba, Alfonso, Jacobo, Fernando, Cayetano y Eugenia, junto a varios de sus nietos.

La duquesa de Alba fue bautizada como María del Rosario Cayetana Paloma Alfonsa Victoria Eugenia Fernanda Teresa Francisca de Paula Lourdes Antonia Josefa Fausta Rita Castor Dorotea Santa Esperanza  Fitz-James Stuart y de Silva Falcó y Gurtubay, nació el 28 de marzo de 1926 en Madrid, hija del entonces duque de Alba, Jacobo Fitz-James Stuart y Falcó y María del Rosario de Silva y Gurtabay, marquesa de San Vicente del Barco, quien falleció cuando la duquesa tenía apenas 6 años debido a una tuberculosis.
Los padrinos de Cayetana fueron los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia, siendo bautizada en el propio Palacio Real en una pila bautismal en la que tradicionalmente solo recibían los sacramentos los futuros monarcas o a sus descendientes.

Después de vivir su adolescencia en el exilio entre Londres y París, Cayetana regresó a España donde el 12 de octubre de 1947 contrajo matrimonio en Sevilla con Luis Martínez de Irujo y Artacoz, padre de sus seis hijos. El matrimonio duró hasta 1972, cuando falleció el duque de Alba.
Tras su primer matrimonio, la duquesa volvió a pasar por el altar en 1978 con el exjesuita Jesús Aguirre, una unión que en la época causó un gran revuelo.

Su unión con Alfonso Díez en 2011 fue su tercer y último matrimonio, para lo cual se vio obligada a repartir en vida su legado entre sus hijos debido a la fuerte oposición al matrimonio que mostraron algunos de ellos.
Cayetana era reconocida por su personalidad excéntrica, además, su herencia se extiende entre los tres mil millones de euros, según la revista Forbes, siendo heredera única y dueña de numerosas propiedades, tres palacios e incluso un retrato del siglo XIX pintado por Goya.

En imágenes: la excéntrica vida de la duquesa de Alba

 

 

Publicidad