Se encuentra usted aquí

Colin Farrell defiende los derechos de los gays en Irlanda

El intérprete ha mostrado su apoyo a la comunidad gay ya que de joven vivió muy de cerca el acoso que padeció su hermano Eamon por su condición sexual

Colin Farrell defiende los derechos de los gays en Irlanda

El actor Colin Farrell se ha unido a la campaña en favor de los derechos de la comunidad de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales después de que su hermano Eamon -homosexual declarado- tuviera que viajar a Canadá para casarse con su pareja.

"El hecho de que mi hermano tuviera que dejar Irlanda para poder casarse y hacer su sueño realidad me parece algo de locos. Por eso es algo que siento tan cercano. Es hora de equilibrar la balanza de la justicia, de inscribirse y registrarse para votar el año que viene y que así las voces de cada individuo puedan ser escuchadas. Mi hermano está ahora en su casa de Dublín, viviendo en paz y amor con su marido, Steven, con quien contrajo matrimonio hace siete años. Son la pareja más sana y feliz que he conocido nunca", reveló el actor al periódico Sunday World.

Colin se enteró de que su hermano mayor era homosexual cuando todavía iba al colegio y desde entonces le admira, sobre todo por la manera en que este afrontó las burlas homófobas, llegando incluso a ser golpeado en alguna ocasión por ello.

"Creo que supe que mi hermano no se revolcaba en los lodos de la heterosexualidad cuando tenía unos 12 años. Recuerdo que me sorprendió mucho, me sentí intrigado. Tenía curiosidad porque era diferente a todo lo que hubiera conocido u oído anteriormente, pero no me pareció antinatural. Simplemente supe que a mi hermano le gustaban los hombres, pero como digo, no me pareció antinatural. Mi hermano Eamon no eligió ser gay. Quizás eligió llevar eyeliner al colegio y esa probablemente no fuera la respuesta más pragmática a la tortura diaria que sufría en el colegio. Pero siempre se sintió orgulloso de ser quien era. Orgulloso, desafiante, y por supuesto, provocativo. Incluso cuando los otros lo echaban a puñetazos y le ponían en evidencia, a pesar de las burlonas y repugnantes risas, él mantuvo una integridad y una dignidad que plantó cara a la crueldad que sufrió", concluyó.

En la primera mitad de 2015 tendrá lugar un referéndum en Irlanda para decidir sobre la legalización del matrimonio homosexual, cinco años después de que a las parejas del mismo sexo se les reconociera el derecho a establecer su relación por lo civil.

Publicidad