Se encuentra usted aquí

Enrique Iglesias no se moja los pies cuando trabaja

El cantante solicitó a su equipo que cubriera de alfombras el trayecto entre su camerino y el set de rodaje de su último videoclip para "no mojarse los pies"

Enrique Iglesias no se moja los pies cuando trabaja

A la hora de elegir el escenario para grabar el videoclip de su sencillo 'Noche y día' -un monasterio benedictino del siglo X perdido en un bosque de Galicia (España)- Enrique Iglesias no debió tener muy en cuenta el lluvioso tiempo que asola la región en este periodo del año, por lo que se llevó una desagradable sorpresa al descubrir una vez en el remoto enclave que el camino de su camerino al set de rodaje estaba lleno de charcos, algo que solventó rápidamente exigiendo a su equipo que cubriera el trayecto con una alfombra para evitar mojarse los pies, según informa La Otra Crónica del periódico El Mundo.

La extravagante solicitud respondería más a una preocupación por ofrecer lo mejor de sí mismo a sus fans en su concierto de este jueves en Barcelona que a un capricho de estrella, ya que Enrique no habría querido empapar su calzado antes de grabar durante horas para no arriesgarse a empeorar su voz "un poco tocada ya".

Aunque se desconocen más detalles de la trama de su videoclip, sí se sabe ya que estará ambientado en una de las fiestas salvajes que tanto le gustan a Enrique, en la que en esta ocasión estará acompañado por los cantantes Yandel y Juan Magán, con quienes colabora en la canción.

Sin embargo, el compañero favorito de Enrique en sus veladas de fiesta en la vida real es su íntimo amigo Pitbull, a quien en ocasiones no es capaz de seguirle el ritmo cuando salen a disfrutar de las noche de Miami, ciudad donde residen ambos.

"Hay que tener cuidado con algunas colaboraciones, como la de Pitbull. Es que somos muy amigos. Vivimos en la misma ciudad, Miami, y solemos salir por ahí juntos por la noche. No sabes tú bien [lo temible que es Pitbull cuando sale de fiesta]. Hay que retirarse a tiempo", confesaba recientemente Enrique al periódico ABC.

Publicidad