Se encuentra usted aquí

Los padres de Amanda Bynes se niegan a pagar los destrozos de la vivienda en la que ha estado viviendo su hija

Rick y Lynn Bynes no quieren abonar los 1.500 dólares que les piden las excompañeras de piso de la actriz

Los padres de Amanda Bynes se niegan a pagar los destrozos de la vivienda en la que ha estado viviendo su hija

A falta de domicilio fijo, la actriz Amanda Bynes se ha estado alojando en casa de su estilista y otras dos mujeres en un apartamento de West Hollywood desde que el mes pasado abandonara el hospital psiquiátrico donde fue internada en contra de su voluntad. Y ni ahí ha podido Amanda quedar al margen de la polémica, ya que sus 'excompañeras' de piso la acusan ahora de haber causado daños en la propiedad, quemando alfombras con cigarrillos, salpicando de tinte de pelo azul alfombras y lavabos de porcelana.

Ante lo ocurrido, la madre de una de las residentes -quien había firmado el contrato de alquiler- se puso en contacto con los padres de la actriz, al tener estos su custodia, para solicitarles los 1.500 dólares (1.200 euros) necesarios para reparar los daños.

Sin embargo, los padres de Amanda, Rick y Lynn Bynes se han negado, diciendo que las mujeres sabían que su hija era inestable cuando permitieron que se quedara con ellas en contra de sus deseos, por lo que habrían asumido el riesgo.

Una de sus compañeras de apartamento declaró a TMZ que vivir con Amanda era como hacerlo con "dos personas diferentes", ya que a veces era "dulce y callada", y al minuto se mostraba "enfadada y grosera".

Amanda -que recientemente fue vista durmiendo en un sofá en un centro comercial de Beverly Hills- sobrevive actualmente gracias a las tarjetas regalo de entre 50 y 100 dólares (40 y 80 euros) que sus padres le dan diariamente, lo que le ha llevado a quejarse en Twitter de no tener dinero suficiente para pagarse un hotel.

El abogado responsable de la custodia de Amanda, David Esquibias, reveló recientemente que sus asuntos financieros deben ser puestos a cargo de una firma privada, para que las cuentas sean más accesibles a la actriz, algo que sin duda solucionaría la incómoda situación que viven actualmente los padres de la artista. Sin ir más lejos, recientemente se dijo que Lynn quería dejar de ser su tutora legal para reconstruir la relación madre-hija.

Publicidad