Se encuentra usted aquí

Thalía no le tiene miedo al Bronx

La cantante suele aprovechar sus escasos ratos libres para comer "la mejor pasta del mundo" en alguno de los pequeños restaurantes del Bronx

Thalía no le tiene miedo al Bronx

Los restaurantes neoyorquinos favoritos de Thalía (43) no se encuentran en el SoHo o en el exclusivo barrio residencial de TriBeCa, sino en las multiculturales calles del Bronx donde creció su marido, el todopoderoso productor Tommy Mottola (65), donde el matrimonio suele regresar muy a menudo para disfrutar de las delicias culinarias italianas en alguno de los locales del vecindario.

"Lo mejor de todo es cuando vamos al Bronx, el vecindario donde creció Tommy. Vamos a las panaderías, bebemos expresos y comemos la mejor pasta del mundo. Eso sí, si solo estamos Tommy y yo nos dedicamos a conducir por las calles y a hablar. Ya sabes, para reavivar nuestro amor", confesó la mexicana a la revista Billboard.

En el terreno profesional, Thalía nunca ha temido mezclar negocios y placer, ya que es consciente de que no aprovechar el inmenso talento como productor de su marido sería "estúpido".

"[Cuando estoy grabando un disco] tenemos conversaciones muy intensas sobre arquitectura cósmica. Puede que Tommy no entienda las palabras porque no es su idioma, pero comprende el sentimiento. Y no escuchar a Tommy sería muy estúpido", añadió.

Pero por mucho que valore el consejo de Mottola dentro del estudio de grabación, la temperamental mexicana siempre se ha resistido a quedarse a la sombra del productor, un tema sobre el que no duda en bromear insistiendo.

"[¿Cuál es el secreto de mi éxito?]. ¿Sabes con quién estoy casada? Aunque, a lo mejor soy yo la que mantengo a Mottola y él es pura imagen. Ustedes no saben, lo único que ven es a la güerita [mujer rubia]", bromeaba recientemente la artista en una entrevista a TV y Novelas.

Publicidad