Se encuentra usted aquí

A la hija de Marta Sánchez no le gusta su música

La cantante comprende que su hija Paula prefiera las canciones de artistas más jóvenes como Rihanna o Miley Cyrus antes que las suyas

A la hija de Marta Sánchez no le gusta su música

Entre la amplia base de seguidores de Marta Sánchez no se encuentra Paula, la hija que la cantante tiene con su exmarido Jesús Cabanas, quien considera que la música de su famosa madre no es lo suficientemente moderna como para entrar a formar parte de su selecta recopilación de canciones favoritas, entre las que ocupan un lugar destacado las de Rihanna o Miley Cyrus.

"Mi hija oye un poco de todo. Se pasa el día investigando en sus músicas, con Rihanna y Miley Cyrus, que a ella le gustan mucho, y a mí también. Mi hija escucha mi música pero vamos, me dice: 'Mamá es que tienes que hacer esto más, porque ahora se lleva tal o cual cosa'", declaró la intérprete en el programa radiofónico 'Las mañanas de RNE'.

Pero existe una canción en concreto que sí ha conseguido pasar los estrictos estándares de la hija de Marta, aunque se trata precisamente de un tema que no pertenece al repertorio de su madre, sino al de su íntimo amigo Alejandro Sanz, cuya canción 'Y si fuera ella' versionó para el disco tributo al cantante madrileño 'Y si fueran ellas'.

"De repente el otro día [Paula] me dice: 'Me levanto todos los días escuchando para lavarme los dientes 'Y si fuera ella'. Es la canción tuya que más me gusta'. Y me quedé en plan: '¿Cómo?'. Se la sabe entera. A veces me sorprenden los gustos de los niños", añadió.

Sin embargo, a Marta no le molesta lo más mínimo no ser una de las artistas favoritas de su hija ya que, pese a la etiqueta de diva que le han intentado adjudicar a lo largo de sus más de 28 años de carrera, ella se considera una mujer "muy normal" que nunca se ha creído "más que nadie".

"Esa etiqueta de diva pesa mucho. Pero creo que mi personalidad -aunque muchos otros puedan pensar otra cosa porque al observarme hayan creído ver algo de divismo- es todo lo contrario. Soy una persona muy normal y terrenal. Nunca me he creído más que nadie. A lo mejor cuando empecé a los veintitantos tenía alguna bofetada que otra, pero ahora ya tengo los pies muy en la tierra", aseguraba recientemente en el programa 'Hoy por hoy' de Cadena Ser.

Publicidad