Se encuentra usted aquí

Jennifer Lopez compra un ático en Manhattan de 22 millones de dólares

La cantante ha comprado un lujoso piso de cuatro habitaciones en un exclusivo edificio neoyorquino donde también reside la hija de Bill Clinton

Jennifer Lopez compra un ático en Manhattan de 22 millones de dólares

Después de una ardua búsqueda, que comenzó tras romper su relación de dos años con Casper Smart, la cantante Jennifer Lopez ha encontrado por fin el piso de soltera de sus sueños, un ático en uno de los edificios más exclusivos de Manhattan (Nueva York) por el que ha desembolsado 22 millones de dólares, según informa el periódico New York Post.

La exclusiva vivienda de cuatro habitaciones cuenta con un ascensor que accede directamente al interior del nuevo hogar de la artista, quien podrá dormir tranquila sabiendo que ella y sus gemelos Max y Emme (6) -fruto de su fallido matrimonio con Marc Anthony- estarán protegidos las 24 horas del día por las estrictas medidas de seguridad del inmueble.

"Es una fortaleza de lujo. Hay un portero a tiempo completo para vigilar los cuatro apartamentos del edificio", aseguró la agente inmobiliaria Melanie Lazenby a la publicación.

Otro de los grandes atractivos de la residencia -donde también vive Chelsea Clinton, hija del expresidente de Estados Unidos Bill Clinton- son sus impresionantes vistas sobre Madison Square, así como la avanzada tecnología domótica que permitirá a Jennifer controlar la calefacción, las luces y el sistema de sonido de su nueva casa a través de su iPhone o su iPad.

A lo largo del mes pasado, la cantante fue vista visitando diferentes viviendas de lujo en el exclusivo barrio neoyorquino de Chelsea, un área muy distinta de las calles del Bronx donde creció en una modesta casa donde compartía cama con sus hermanas Lynda y Leslie porque sus padres no podían permitirse un apartamento más grande, una experiencia que sin embargo considera que la ayudó a estrechar aún más el vínculo con su familia.

"Durante aquella época mis hermanas y yo nos quedábamos despiertas hasta la madrugada hablando de cómo cambiarían nuestras vidas cuando nos convirtiéramos en madres, y de todas las cosas que íbamos a hacer. Éramos unas niñas que compartían una cama en el Bronx, las tres", confesaba recientemente la artista al recibir un galardón por la labor social de su fundación Lopez Family.

Publicidad