Se encuentra usted aquí

Shia LaBeouf temió por su vida cuando le detuvo la policía

El actor pensó que no sobreviviría a una noche en una celda junto a otros seis delincuentes tras ser arrestado por alterar el orden público

Shia LaBeouf temió por su vida cuando le detuvo la policía

El actor Shia LaBeouf, quien fue arrestado este verano por alteración del orden público después de gritar y fumar durante una representación de la obra 'Cabaret' en Broadway, temió no sobrevivir a una noche en una celda junto a otros seis delincuentes, por lo que en un desesperado intento por mejorar su forma física se puso a hacer flexiones en comisaría de forma frenética justo antes de escupir a un policía en los zapatos.

"Me llevaron a comisaría y enseguida me di cuenta: 'Se supone que yo no debería estar aquí. No estoy preparado para esto'. Me dije a mí mismo: 'Tienes que hacer algo, tío. Vas a morir ahí dentro'. Así que me convertí en Tupac [rapero], me arranqué la camisa y me puse a hacer flexiones en plan: 'No te pases conmigo, tío'. Los policías me preguntaron: '¿Qué haces tú aquí?'. Y yo me quedé como: 'Solo estaba viendo Cabaret'. Me tomaron las huellas y todo eso y mientras tanto yo pensaba: 'Tengo que evitar que me metan en la celda con esos seis tíos'. Así que se me ocurrió escupir a un policía en el zapato para conseguir salir de allí", señaló el intérprete en el programa de televisión 'Jimmy Kimmel Live'.

La estratagema de Shia, que recientemente pidió perdón al policía públicamente, dio resultado y finalmente lo encerraron a él solo en una celda. Pero aunque los agentes tuvieron la consideración de darle un bocadillo de huevo de McDonald's para que se calmase, también le obligaron a ponerse una máscara de seguridad como la que luce Hannibal Lecter en la película 'El silencio de los corderos'.

"Le escupí en el zapato y me quedé mirándole. Fue mi escapatoria. Me puso una máscara de seguridad y una camisa de fuerza, me llevaron a una pequeña habitación donde pasé 25 horas durante las cuales me trajeron un bocadillo de huevo de McDonald's", añadió.

La tarde que fue detenido, el actor se había emborrachado viendo un partido del Mundial de Fútbol en Times Square (Nueva York), e incluso acabó persiguiendo a un sin techo con el que se enzarzó en una discusión en plena calle. Poco después de la disputa, Shia regresó al bar donde uno de los actores de 'Cabaret' le ofreció una entrada para ir a la obra, que aceptó gustosamente. Pero una vez dentro del teatro, el intérprete tuvo un altercado con el también actor Alan Cumming, quien creyó que trataba de seducirle.

"Intentaba seducirme y ese tío es la persona más sexy que he conocido. Me guiñó un ojo, así que cuando pasé a su lado le di un cachete en el trasero y se lo agarré porque tenía ganas de fiesta. Pero él encontró la forma de escaparse de mí y yo me sentí un poco decepcionado, así que pensé que era un buen momento para fumarme un cigarrillo", bromeó.

Shia, que se sometió a tratamiento recientemente para intentar superar sus problemas con el alcohol, fue expulsado del teatro por su comportamiento y detenido justo después por seis agentes de policía que le esperaban a la puerta el edificio.

El intérprete se declaró culpable de alterar el orden público el pasado mes de septiembre, pero el tribunal encargado de su caso decretó que los cargos serían retirados si pasaba tres meses en terapia y otros seis más sin meterse en problemas, o de lo contrario tendría que hacer frente a la condena que le fuese impuesta por un juez.

Publicidad