Se encuentra usted aquí

Take That echa de menos a Jason Orange

Los integrantes del mítico grupo pop sueñan con que su excompañero vuelva a cantar con ellos

Take That echa de menos a Jason Orange

Los miembros de la famosa banda británica Take That -Mark Owen, Gary Barlow y Howard Donald- están tratando por todos los medios de que el cantante Jason Orange se una de nuevo al grupo que abandonó hace escasas semanas por motivos personales.

"Todavía esperamos que regrese con nosotros algún día. No importa dónde estemos componiendo, da igual si es en Estados Unidos, ya que nos hemos quedado con una sensación extraña, preguntándonos: '¿De verdad no va a venir?'", reveló Howard al periódico Daily Mirror.

De hecho, hasta hace unos días, la maqueta del próximo disco de Take That todavía contaba con un lugar privilegiado que había sido reservado para el añorado Jason.

"Empezamos a grabar el nuevo álbum justo antes de Navidad, así que hasta hace poco teníamos un gran hueco solo para Jay, para darle tiempo en el caso de que decidiera volver", declaró Gary al mismo medio.

Sin embargo, los artistas han sido tajantes al afirmar que la salida de Jason no alterará en absoluto la estrecha relación personal de la que siempre han presumido, ya que planean seguir en contacto a través de frecuentes reuniones.

"Con Take That nos sentimos muy cómodos, somos una familia. Aunque no estemos trabajando, quedamos para vernos. Vimos a Jay hace algunas semanas y fue una especie de despedida. Es genial cuando estamos juntos", dijo Mark en la entrevista.

Ni siquiera una futura colaboración con su antiguo compañero Robbie Williams queda fuera de los planes de los guapos vocalistas, quienes estarían encantados de que Robbie colaborara en el próximo álbum o gira de Take That.

"La puerta siempre estará abierta para él", apuntó Howard.

A pesar de que todos han hecho gala de una actitud muy positiva en relación a la marcha de Jason, lo cierto es que su ausencia ha afectado notablemente la dinámica de trabajo que hasta ahora presentaba la formación musical.

"El disco era un tanto melancólico, y tuvimos que cambiarlo para aportarle más energía. Creo que fue Gary el que dijo: 'No estamos escribiendo un álbum sobre nuestra despedida'", señaló Mark.

Publicidad