Se encuentra usted aquí

Angelina Jolie se conmueve hablando de su mamá

La actriz ve a su madre como un ejemplo a seguir y aunque no está presente encuentra en su influencia  el apoyo necesario para sostener su familia.

7_Angelina.jpg

Angelina Jolie se ha establecido junto a su marido, Brad Pitt y sus hijos Maddox (13), Pax (10), Zahara (9), Shiloh (8) y los mellizos Knox y Vivienne (6) en la exclusiva residencia que posee en el sur de Francia, un lugar que cree que posee la localización perfecta para poder compatibilizar su carrera de actriz con sus labores como embajadora de la ONU.

"No me sé relajar. No soy capaz de estar quieta. Leo, escribo, negocio mis películas. Llevo mi oficina conmigo.
Nuestra casa de Francia está cerca de otras ciudades europeas, pero también de África y Oriente Medio. De todos los centros de operaciones donde mi trabajo en las Naciones Unidas me obliga a ir. Los Ángeles está demasiado lejos de todos esos sitios", explicó a la edición francesa de la revista Marie Claire.

Aunque su carrera y su trabajo como embajadora internacional son muy importantes para ella, Angelina no se olvida de sus responsabilidades como madre, para las cuales se vale de los sabios consejos que aprendió de la suya propia, Marcheline Bertrand, que falleció en 2007 dejando un gran hueco en la vida de la intérprete.

"Me siento en contacto con mi madre cuando miro a mis hijos. Puedo sentir la influencia que ella ha tenido en mí cuando estoy con ellos. Me doy cuenta de que mi forma de criarlos se parece mucho a la forma en que ella me crió a mí y a mi hermano. Me resulta más evidente con mis hijas Shiloh y Vivienne. Mi madre está ahí y siento su influencia todo el tiempo", añadió.

Para la actriz, su madre siempre fue un pilar en el que apoyarse y un modelo a seguir, de quien admiraba especialmente su "dulzura" y su "fortaleza".

"Ella siempre fue muy dulce, pero podría haber movido montañas por sus hijos. Eso es algo que siempre admiro en las mujeres: esa mezcla de dulzura y fortaleza. Mi madre era medio india, y recuerdo que cuando era niña me llevó a una cena de Amnistía Internacional. Siempre intentó comprender la complejidad del mundo. Tenía un gran corazón que era muy sensible a la violencia del mundo", sentenció.

Con BangShowbiz

Publicidad