Se encuentra usted aquí

Matt Damon le 'debe todo' a Robin Williams

Damon siempre estará agradecido al fallecido intérprete por haberle dado un empuje a su trayectoria profesional con 'El indomable Will Hunting'

Matt Damon le 'debe todo' a Robin Williams

Aunque ha pasado más de un mes desde que se conociera la noticia del trágico suicidio a los 63 años de Robin Williams, Matt Damon no puede evitar seguir conmovido por la pérdida del actor, y siente que le estará eternamente agradecido por apostar por él y por Ben Affleck en la película 'El indomable Will Hunting', origen de la exitosa trayectoria de ambos.

"Tanto Ben como yo le debemos todo [a Robin Williams]. Dijo que sí a nuestra película y la tuvo hecha. Nunca podré agradecérselo lo suficiente. Miro a mi alrededor y veo la vida que tengo y lo bendecido que me siento y gran parte de ello empezó con él", declaró el actor a Yahoo! News.

Aún conmocionado al recordar el momento en que se enteró del terrible suceso, Matt Damon tiene la esperanza de que la muerte de Robin Williams sirva para aumentar la concienciación social en torno a la depresión y sus devastadores efectos.

"Me quedé en shock. No había estado en contacto con él y obviamente él estaba luchando contra una grave depresión, lo que espero que contribuya a comenzar una conversación en nuestro país acerca de la depresión y lo seria y poderosa que puede ser a veces. De hecho, creo que [la noticia de la muerte de Robin Williams] afectó a todo el país. Todos sentíamos que le conocíamos y que era parte de nuestras vidas", admitió.

Y, como todos aquellos que trabajaron con el afamado actor, Matt Damon tampoco puede evitar deshacerse en halagos hacia el fallecido intérprete y calificarle como una de las personas más divertidas que ha conocido.

"Era la persona más divertida que he conocido en mi vida. Era el tío que, cuando el equipo empezaba a flaquear, paraba todo y empezaba a hacer reír durante 20 minutos y literalmente hacía que todo el mundo se muriera de la risa y luego era como 'Vale, volvamos al trabajo'. Era tremendamente generoso con el tiempo que dedicaba a los demás, si iba caminando por la calle y alguien le paraba se ponía a hablar con esa persona, se comprometía con cada persona y entendía en cierta manera el impacto que producía en las personas. Él podía ver cómo las personas se iluminaban al verle. Creo que eso es lo que me quedo, la alegría que trajo a mi vida", confesó.

Publicidad