Se encuentra usted aquí

Katy Perry no quiere claveles en su camerino

La cantante exige que durante su gira pueda contar con dos habitaciones llenas de flores en su camerino pero nunca habrán de ser claveles

Katy Perry no quiere claveles en su camerino

Aunque sea una de las estrellas a la que más excentricidades suelen rodear, Katy Perry no deja de sorprender con sus extravagantes ideas, que acostumbra a llevarse también de gira.

Así, en cada una de las paradas de su tour 'Prismatic' se asegura de que esté esperándole una habitación repleta de ropa y productos de belleza, y otras dos estancias llenas de flores rosas, blancas y moradas, sus colores favoritos. Eso sí, las hermosas flores no podrán ser claveles, según revelan unos documentos descubiertos por el periódico Daily Mail.

Hace unos meses ya salían a la luz pública algunas de las comodidades 'básicas' sin las que la cantante no podía salir de gira, como una selección de comida orgánica, tres botellas de vino blanco Pinto Grigio y un especialista cortador de frutas y verduras, miembro indispensable en el equipo de la cantante.

Además, para aumentar su bienestar antes de cada actuación, Katy Perry se asegura de que en su camerino pueda disponer de una cantidad precisa de vegetales, lavados, cortados y presentados como a ella le gusta. Entre la variedad de frutas y verduras que se incluye en la detallada lista de requisitos de la intérprete siempre debe haber brócoli, guisantes, apio, higos secos, piña, manzanas y uvas, así como una gran cantidad de nachos.

"Es una locura. Katy da la impresión de ser una persona con los pies en la tierra cuando aparece en televisión y por eso nunca pensamos que pudiera tener tantas exigencias de diva. Ya nos ha informado de que el personal no debe hablar con ella, especialmente si es para pedirle un autógrafo o una foto, porque le pone de muy mal humor antes de sus actuaciones", aseguraba una fuente al periódico Daily Star.

Publicidad