Se encuentra usted aquí

Rita Ora 'adora' a su exnovio Calvin Harris

La cantante no tiene más que buenas palabras hacia el productor musical

Rita Ora 'adora' a su exnovio Calvin Harris

Aunque la ruptura de su romance con Calvin Harris aún es un tema muy sensible para ella, la cantante Rita Ora no ha dudado ni un momento en romper su habitual mutismo sobre el caso para expresar el cariño que sigue sintiendo por el productor escocés, un bonito sentimiento que no impide que, a día de hoy, todavía no haya superado el fin de su romance.

"Los dos trabajamos increíblemente duro, con el descontrol y la poca planificación que eso supone. Es cierto que no me encuentro precisamente genial, pero estoy mejor de lo que esperaba. Todavía adoro a Calvin, y sigo pensando que es un ser humano maravilloso", aseguró la artista a la edición británica de la revista Glamour.

El anuncio de la ruptura de su relación a través de las redes sociales supuso toda una conmoción para los seguidores de la pareja, sobre todo por el medio elegido para hacerla pública -un tuit-, una decisión que en su momento no terminó de convencer a Rita.

"Sinceramente, si Calvin no hubiese decidido pronunciarse sobre el tema, yo no lo habría hecho. Me llevó cinco días escribir tres líneas. Fue algo horrible", añadió.

En un principio, todas las especulaciones apuntaban a que Rita se había tomado la declaración de su ya expareja como una venganza personal, y a que se había sentido enormemente avergonzada por la atención mediática que había suscitado.

"Rita se sintió humillada cuando Calvin escribió aquel tuit. No tenía ni idea de que planeaba hacerlo, así que se quedó en estado de shock", declaraba una fuente al periódico The Sun, después de que Calvin anunciase en sus perfiles sociales que su historia de amor con la cantante había concluido.

"Para poner fin a todas las especulaciones: Rita y yo terminamos nuestra relación hace algún tiempo. Es una mujer hermosa, con talento y le deseo lo mejor", declaraba el pinchadiscos en su perfil de Twitter.

Publicidad