Se encuentra usted aquí

Eva Longoria 'echa de menos' Marbella

La artista se despide de sus fans españoles en Twitter tras haber disfrutado de un fin de semana inolvidable en la Costa del Sol, donde ayer se celebró una gala

Eva Longoria 'echa de menos' Marbella

Han pasado solo unas horas desde que la atractiva Eva Longoria tomara un avión de la aerolínea Iberia para regresar a Los Ángeles, después de haber disfrutado de una exitosa gala benéfica en la ciudad de Marbella para recaudar fondos destinados a su fundación solidaria, pero lo cierto es que la famosa artista aprovechó los minutos previos al despegue para dejar claro ante sus seguidores que, además de haber vivido unos días de ensueño en el sur de la Península Ibérica, ya ha empezado a añorar el idílico ambiente veraniego que ha definido su estancia en la Costa del Sol.

"Volvemos a Los Ángeles con Iberia. Espero que nos volvamos a ver pronto, España, muchas gracias por la gran acogida que me dais todos los años. Acabo de montar en el avión, pero ya estoy echando de menos Marbella. Gracias a todos por hacer posible la Global Gift Gala", escribió la estrella televisiva en su perfil de la red social Twitter.

Además de destacarse por el impresionante vestido que lució en su papel de maestra de ceremonias, la sonriente intérprete hizo gala durante el evento social más importante del verano marbellí de ese encanto personal que le ha ayudado a reclutar a numerosos famosos para colaborar con sus proyectos solidarios. Junto a su buena amiga María Bravo -cofundadora del proyecto Global Gift Gala-, el presentador Bertín Osbone, Fabiola Martínez y el cocinero Martín Berasategui, la artista se aseguró de que nada fallara en su gran noche y de que todo el mundo se divirtiera al tiempo que donaban parte de sus recursos a una buena causa.

Pero si hubo una persona que pudo restar protagonismo a la texana durante unos minutos en la alfombra roja, esa fue su madre Eva Mirelles, quien a sus 70 años demostró claramente que su famosa hija debería estarle muy agradecida por los buenos genes que ha heredado de ella. No obstante, el verdadero protagonista de la ceremonia fue el dinero que todos los comensales lograron recaudar tras pagar 500 euros por cubierto -cantidad que irá a parar a las fundaciones de Eva Longoria y de Bertín Osborne- y disfrutar de una velada llenada de música y sorpresas.

"En otro tipo de eventos, tenemos que pagar los costes de organización y a todos los proveedores que nos suministran la comida y la bebida, pero afortunadamente los patrocinadores de la Global Gift Gala llevan años encargándose de todo, para que todo el dinero recaudado durante la noche vaya a parar íntegramente a los proyectos benéficos", aseguraba María Bravo en su encuentro con la prensa.

Publicidad