Se encuentra usted aquí

Kim Kardashian se hace de oro gracias a su videojuego

La mujer del rapero Kanye West podría embolsarse 85 millones de dólares por los beneficios estimados que generará su primer videojuego

Kim Kardashian se hace de oro gracias a su videojuego

En la opinión pública siempre se ha dado por supuesto que la mediática Kim Kardashian lleva años construyendo un imperio económico sin parangón en el mundo del entretenimiento televisivo, pero lo cierto es que, si todo sale de acuerdo con sus planes, este año la estrella podría hacer de su actual patrimonio una mera experiencia anecdótica gracias a los 85 millones de dólares que podría ganar con su primer videojuego, 'Kim Kardashian: Hollywood', una cantidad que supera con creces los beneficios de todas sus aventuras empresariales combinadas el año pasado.

Como publica el portal de noticias TMZ, el hecho de que esta nueva aplicación móvil esté disponible de forma gratuita en los principales sistemas operativos móviles no impedirá que la mediana de las hermanas Kardashian siga convirtiendo en oro todo lo que toca, ya que la posibilidad de adquirir propiedades y accesorios dentro del juego -a través del uso de tarjeta de crédito- ha generado en pocos días ingresos cifrados en miles de dólares. Los productores del proyecto han estimado en 200 millones de dólares las ganancias totales que amasarán a finales de 2014, de los cuales aproximadamente 85 de ellos irán a parar a la popular figura televisiva, sin contar la remuneración que recibirá Kanye en su papel de productor ejecutivo.

Las desorbitadas cantidades que se manejan ahora mismo en los libros de cuentas del matrimonio West-Kardashian ofrecen un buen ejemplo de por qué la famosa pareja rechazó recientemente una oferta valorada en un millón de dólares por las exclusivas fotos de su enlace matrimonial -celebrado en Italia el pasado mes de mayo-, optando en esta ocasión por gestionar personalmente sus recuerdos personales antes que seguir comercializando con los detalles más íntimos de su vida privada.

Esta decisión contrasta notablemente con el millón y medio de dólares que se embolsó Kim Kardashian hace tres años tras su primera boda con el deportista Kris Humphries, un enlace que daría lugar a un breve matrimonio de menos de tres meses pero que, claramente, resultó muy lucrativo para quien actualmente se erige como una de las mujeres más influyentes e imitadas de la crónica social internacional, teniendo en cuenta que previamente había recibido 300 000 dólares por parte de la revista que publicó su compromiso matrimonial en exclusiva.

Publicidad