Se encuentra usted aquí

A Michael Douglas ya nada le sorprende

La larga trayectoria vital del actor ha conseguido que ni siquiera los papeles más controvertidos le sorprendan o escandalicen

A Michael Douglas ya nada le sorprende

El carismático actor Michael Douglas ha alcanzado un punto en su carrera en el que puede permitirse elegir minuciosamente sus proyectos, un lujo que utiliza para meterse en la piel de controvertidos personajes, ya que se encuentra en una etapa de madurez emocional en la que ya nada puede perturbarle o asombrarle.

Este tipo de actitud es la que le permite enfrentarse a papeles como el de su última película 'And So It Goes', que presenta grandes similitudes con su propia experiencia vital al narrar la vida de un hombre que debe acoger a su nieta después de que su padre sea encarcelado por problemas de drogas, un argumento delicado para Douglas cuyo propio hijo, Cameron, lleva en prisión desde 2009 por delitos relacionados con sustancias ilegales.

"Es cierto que en ocasiones lees un guion y no puedes evitar sonreír en esas partes, porque se parecen demasiado a tu historia. Supongo que en este punto de mi vida, a mi edad, he visto y superado tantas cosas que ya nada me sorprende", aseguró el veterano intérprete a la sección Page Six del periódico New York Post.

Aunque contó en todo momento con la posibilidad de realizar cambios en el guion en caso de que alguna escena le resultase demasiado dura, Douglas ha preferido mantenerse fiel a los diálogos originales del largometraje.

"Michael me dijo que lo dejase tal y como estaba, aunque evidentemente ha tenido que ser muy duro para él", declaró Rob Reiner, director de la cinta.

Lo cierto es que a sus 69 años, Douglas trata de disfrutar de la vida lo más posible, y sobre todo de la idílica familia que ha formado junto a su esposa, la también actriz Catherine Zeta-Jones -madre de sus hijos Carys y Dylan-, a quien considera su mayor apoyo después de superar el año pasado una difícil crisis de pareja.

"Gran parte de esta actitud tiene que ver con la edad. Cuando ya has conseguido alcanzar una serie de metas en tu carrera, ya no tiene sentido centrarte en tus ambiciones personales. Entonces es cuando comienzas a apreciar, y mejor si es más pronto que tarde, la valía de tu pareja", confesaba recientemente a la revista People.

Publicidad