Se encuentra usted aquí

Carlos Baute rinde homenaje a su 'musa' Astrid Klisans

El artista saca su lado más encantador para decir alto y claro que su mujer le ha inspirado como nadie a la hora de perseguir sus sueños

Carlos Baute rinde homenaje a su 'musa' Astrid Klisans

Solo ha pasado una semana desde que la pareja formada por el cantante Carlos Baute y su pareja, la modelo y arquitecta Astrid Klisans, celebrara por todo lo alto el segundo aniversario de su inolvidable boda en el monasterio de San Lorenzo de El Escorial (Madrid), lo que explica que al intérprete todavía le queden recursos expresivos para compartir con todos sus seguidores de Twitter el cambio tan profundo que ha venido experimentando desde que su esposa apareciera en su vida.

"La mejor mujer no es aquella que te hace cumplir tus sueños, sino la verdadera musa que te inspira para que tú mismo quieras hacerlos realidad", reza el romántico mensaje que publicó en su cuenta de la red social y que, como era de esperar, generó un aluvión de entusiastas respuestas por parte de sus seguidoras más enamoradizas. "Me encantó la frase y no podría estar más de acuerdo. Me encanta que nos dediques estas cosas tan bonitas", le dirigió una internauta claramente conmovida por sus palabras.

Aunque lleva más de un mes viviendo temporalmente en México con motivo de su participación en el programa televisivo 'Bailando por un sueño', el artista venezolano fue capaz de hacer un hueco en su apretada agenda de trabajo para disfrutar de una breve escapada a Cancún con la mujer de sus sueños, una estancia en la que ambos pudieron dar rienda suelta al cariño mutuo que se profesan y, de paso, animar a sus respectivos seguidores a que se unieran a los festejos de su aniversario.

"Vaya sorpresas más bonitas que estamos recibiendo en nuestro aniversario. Cancún es como un paraíso, me encantan sus playas y el gran recibimiento que nos han dado", publicaba Astrid en su espacio personal, poco antes de adjuntar un enlace en el que explicaba con más detenimiento sus planes para los escasos días libres de los que disfrutaba con su pareja.

"Hay dos tipos de vacaciones, aquellas en las que descansamos y nos relajamos en algún lugar paradisíaco, y otras en las que nos damos unos palizones turísticos que requieren unas segundas vacaciones. Por suerte, en esta ocasión tuvimos la suerte de desconectar por completo del ruido en la Riviera Maya, todo un placer para los sentidos", apuntaba en su blog de la revista ¡Hola!

Publicidad