Se encuentra usted aquí

Paz Vega da la campanada en el Festival de Taormina

La actriz sevillana se lleva uno de los galardones interpretativos del Festival de Taormina (Italia) gracias a la criticada cinta 'Grace de Mónaco'

Paz Vega da la campanada en el Festival de Taormina

Aunque los críticos no tuvieron piedad alguna a la hora de vapulear a la denostada cinta 'Grace de Mónaco' tras su presentación en Cannes el pasado mayo, la actriz andaluza Paz Vega ha demostrado en la presente edición del Festival de Taormina (Italia) que las pésimas valoraciones recibidas por la película no se deben precisamente a su falta de talento interpretativo, ya que el jurado le ha otorgado un más que merecido galardón por su papel de la soprano María Callas en la polémica producción.

Sonriente y exudando la misma humildad que siempre le ha caracterizado, la intérprete sevillana no solo dio las gracias a los responsables del certamen por tan codiciado premio, sino también al director Olivier Dahan y a todo el equipo de 'Grace de Monaco' por la "oportunidad única de interpretar a una figura como María Callas", todo un reto para una actriz que ha sido capaz de retratar el fuerte temperamento de la malograda cantante sin por ello restar protagonismo a una Nicole Kidman inmersa en el papel de la icónica Grace Kelly.

Pese a que el cineasta y la actriz protagonista de la película han sido relegados a un segundo plano en el Festival de Taormina, lo cierto es que la propia Paz Vega reconocía anteriormente que las satisfacciones que le ha brindado su personaje de María Callas solo eran comparables al apoyo incondicional que en todo momento recibió de sus compañeros durante el exigente rodaje, lo que pone de manifiesto una estrecha amistad que, en lo relativo a su vínculo con Nicole Kidman, también se explica por la "conexión instantánea" que resultó de sus respectivas facetas maternales.

"Nicole es una mujer fenomenal, una de las personas más fascinantes con las que he tenido la oportunidad de trabajar. Además de compenetrarnos perfectamente y conocernos a nivel personal, vivimos una conexión instantánea que tiene mucho que ver con el hecho de que las dos somos madres. No es fácil encontrar una compañera con la que te sientes tan identificada en ese sentido, que tiene problemas similares y momentos de estrés exactamente iguales a los que tú vives. Esa complicidad nos vino muy bien para preparar el rodaje, creo que supimos trasladarla a la relación que hay entre nuestros personajes", reflexionaba Paz Vega en una entrevista al portal Los Angeles Confidential.

Publicidad