Se encuentra usted aquí

Liv Tyler no puede conciliar trabajo y familia

La actriz cree que es imposible desarrollar una carrera exitosa sin sacrificar parte de su vida doméstica

Liv Tyler no puede conciliar trabajo y familia

De acuerdo con su propia experiencia como estrella de Hollywood, la actriz Liv Tyler considera una misión casi imposible compaginar una vida profesional de éxito con la necesaria atención que hay que prestar a la familia, ya que está convencida de que una de esas dos facetas acaba siempre por estar supeditada a la otra.

"A lo mejor no debería pensar de esta manera, pero desde que era muy joven he estado segura de que es así. Creo que si triunfas en tu profesión y quieres seguir haciéndolo en la misma medida, es imposible dedicar a tu familia todo el tiempo y las energías que requieren. Es un tema muy controvertido el de la conciliación laboral y familiar, pero pienso que si trabajas demasiado, tu vida familiar no florece como debería. En mi caso, puedo sobrevivir si se resiente mi trayectoria laboral, pero jamás sacrificaría a mi familia", declaró a la revista británica Red.

Sin embargo, las dificultades que encuentra la intérprete para mantener el ansiado equilibrio entre lo personal y lo profesional no significa que Liv -que tiene un hijo, Milo (10), con su exmarido Royston Langdon- no admire a algunas de sus compañeras de profesión que sí han logrado triunfar en sendos ámbitos de su vida.

Sus dos grandes referentes en este campo son la diseñadora Stella McCartney, capaz de sincronizar la agenda de sus hijos con sus constantes viajes a las semanas de la moda, y la actriz Gwyneth Paltrow, que se desvive por sus pequeños Apple (9) y Moses (8) con su exmarido Chris Martin.

"Veo a Stella [McCartney] cada vez que está por aquí, siempre con el tiempo justo para tener una de nuestras conversaciones disparatadas y decirnos 'te quiero', antes de volver a Londres. Todo esto mientras maneja un negocio multimillonario y cría a cuatro hijos. Y en el caso de Gwyneth, es increíblemente buena en todo lo que hace. Es una persona tremendamente organizada, mientras que yo soy más flexible y sensible. Ella se basa en una buena estructura, en sus horarios y su rutina, mientras que yo no paro de perder el tiempo. Siempre voy tarde y con prisas a todos lados", concluyó.

Publicidad