Se encuentra usted aquí

La policía encuentra una jeringuilla en casa de Peaches Geldof

La tesis sobre la dosis mortal de heroína cobra fuerza a la hora de explicar la repentina muerte de la hija de Bob Geldof

La policía encuentra una jeringuilla en casa de Peaches Geldof

Aunque el domicilio de la malograda Peaches Geldof lleva varias semanas bajo el control de la policía por la exhaustiva investigación sobre las causas de su muerte, algún misterioso desconocido no habría dudado en guardar en un cajón una de las jeringuillas que supuestamente habrían sido utilizadas por la periodista en sus últimos días para el consumo de heroína, un objeto que acaba de ser hallado por las autoridades y que, según los primeros indicios, podría haber estado originalmente en la cama de la propia Peaches.

"Parece que la jeringuilla se encontraba realmente en la cama de Peaches antes de que diera comienzo la investigación, pero alguien decidió cogerla y meterla en un cajón para que la familia no pudiera tenerla a la vista. Esto supone una vulneración flagrante de los protocolos que hay que seguir en la escena de un crimen o un fallecimiento, pero no parece que tenga nada que ver con un intento de encubrir las pruebas. Para la policía, tiene sentido que alguien la escondiera en un cajón para ahorrar un disgusto a su familia", aseguró un informante al diario The Sun.

Por el momento, el artista irlandés Bob Geldof -padre de la fallecida- no ha querido hacer declaraciones sobre la destructiva adicción a la heroína que su hija habría padecido en sus últimos años, la misma sustancia que acabó con la vida de su madre, la modelo Paula Yates, en el año 2000, a pesar de que los resultados preliminares de la investigación policial apuntan a este problema como el principal factor que explicaría la desaparición de Peaches.

No obstante, a principios del mes de julio empezará el proceso judicial con el que se pretende dar carpetazo oficial al asunto y establecer definitivamente las causas y responsabilidades que rodean el peliagudo caso, un dramático episodio para la familia Geldof que, a buen seguro, obligará a todo el clan a reflexionar sobre la trágica presencia de las drogas en su turbulenta trayectoria personal.

Pese a que algunos allegados a Bob Geldof habían asegurado que el marido de Peaches, Thomas Cohen, podría haber sido realmente quien incitara a su mujer al consumo descontrolado de estupefacientes, la investigación policial ha dejado claro que no tiene ninguna intención de que el joven cargue con las culpas de una muerte "a todas luces accidental".

Publicidad