Se encuentra usted aquí

Robert Pattinson: 'Las estrellas juveniles necesitan terapia'

El intérprete recomienda a las estrellas juveniles emergentes que acudan al psicólogo para lidiar con la fama y la presión laboral

Robert Pattinson: 'Las estrellas juveniles necesitan terapia'

El popular actor de la saga 'Crepúsculo' sabe por experiencia propia que la presión y las exigencias de la industria del espectáculo pueden ejercer una negativa influencia en la salud mental de los jóvenes artistas, hasta el punto de que recomienda a muchos de sus colegas de profesión que pasen por terapia cuanto antes para atenuar los efectos de un negocio "demasiado dañino".

"Cuando ves a muchos de estos chicos volverse locos en cuanto salen del set de rodaje o del estudio de grabación es cuando te planteas lo siguiente: O pasan por la consulta del psicólogo lo antes posible, o se convertirán en asesinos en serie si no se suicidan antes. Lo que quiero decir es que hay que estar mental y emocionalmente preparado para sobrevivir en este mundo tan dañino, así que todo es cuestión de prepararse con tiempo", aseguró a la revista Vanity Fair.

Sin embargo, el apuesto Robert Pattinson está seguro de que el polémico Justin Bieber -quien no ha dejado de protagonizar escándalos en los últimos dos años- ha recibido el entrenamiento y las instrucciones necesarias para sobrellevar los contratiempos de la fama con maestría y sin graves consecuencias a largo plazo.

"He tenido la oportunidad de encontrarme con él en varias ocasiones, y puedo decir con seguridad que tiene una personalidad fuerte y la cabeza mejor amueblada de lo que pueda parecer. Le irá todo muy bien, estoy seguro, porque en el fondo es un chico muy inteligente y racional", añadió el guapo actor británico, antes de confesar orgulloso que su propio estatus de estrella juvenil solo le ha brindado experiencias maravillosas.

"Yo rodé 'Harry Potter' cuando tenía 17 años, y poco después me embarqué en la aventura de filmar todas las películas de la saga literaria 'Crepúsculo'. Creo que no me he vuelto loco todavía y la verdad es que solo tengo palabras de agradecimiento por todo lo que aprendí en esa etapa de mi vida. Siempre tuve claro que la profesión de intérprete requería mucha responsabilidad para no acabar devorado por la popularidad", apuntó.

Publicidad