Se encuentra usted aquí

Charlize Theron recurrió a terapia tras 'tocar fondo'

La actriz sudafricana descubrió la utilidad de la psicología profesional tras vivir una de las etapas más oscuras de su vida con poco más de 30 años

Charlize Theron recurrió a terapia tras 'tocar fondo'

Pese a que Charlize Theron no ha tenido precisamente una existencia fácil -su madre asesinó a su padre en su presencia cuando ella tenía solo 15 años-, la oscarizada actriz nunca había considerado que necesitase pedir ayuda profesional hasta que entró en la década de los 30, cuando se enfrentó a otro de los momentos más difíciles de su vida.

"Nunca pensé que fuera a necesitar terapia profesional, quizá porque pensaba que en el fondo no había nada de lo que preocuparse. Se supone que cuando eres actor y acudes al trabajo, experimentas una especie de catársis que te transforma por completo. Pero con poco más de 30 años toqué fondo. Llamé a un amigo y le pregunté: '¿Podrías darme el número de tu terapeuta?'. Empecé a ver a esta maravillosa mujer, y desde entonces la tengo a solo una llamada de distancia", confesó a la revista Vogue.

Desde entonces, la oscarizada artista -que en la actualidad mantiene una relación con el también actor Sean Penn- ha experimentado en primera persona los beneficios de cuidar regularmente de su salud emocional, hasta el punto de que sus visitas regulares a su terapeuta se han convertido en algo imprescindible para ella. Aunque este no es el único cambio positivo que ha experimentado en tiempos recientes, ya que en marzo de 2012 la estrella por fin se decidió a cumplir uno de sus sueños al adoptar en solitario a su hijo Jackson (2).

La estrella de cine podría haber tenido muy claro cómo quería formar su propia familia desde niña, teniendo en cuenta que su propia madre le enseñó recientemente una carta que había escrito a los 8 años, en la que decía: "Este año por Navidad lo que quiero es que me lleven al orfanato para que podamos adoptar a un nuevo hermano o hermana".

"No sé de dónde salió esa idea. Puede que fuera porque en aquel momento había huérfanos por todas partes en Sudáfrica. Pero incluso durante el tiempo que duró mi relación con Stuart [Townsend, el actor con el que mantuvo una larga relación], era algo que tenía muy claro", aseguró a la misma revista, antes de revelar que sus ganas de adoptar no fueron demasiado bien recibidas por la persona que, en ese momento, ocupaba su corazón.

"Los dos teníamos conceptos de familia muy diferentes. No quiero entrar a valorar o a juzgar, ni tampoco puedo decir que esa fue la razón por la que rompimos, pero cuando nos planteamos tener un hijo, la adopción no era el último recurso para mí, sino el primero. Y es el único logro de mi vida en el que las satisfacciones han sobrepasado mis expectativas", concluyó.

Publicidad