Se encuentra usted aquí

Ray J entrega a Kim Kardashian la mitad de las ganancias de su vídeo sexual

El rapero ofrece a su exnovia como regalo de boda la mitad de los beneficios generados este año por la cinta sexual que ambos protagonizaron

Ray J entrega a Kim Kardashian la mitad de las ganancias de su vídeo sexual

Con motivo de la inminente boda entre Kim Kardashian y Kanye West, el rapero Ray J ha querido tender una rama de olivo a la famosa pareja en lo que se podría considerar un regalo de boda "envenenado", ya que el cantante no ha tenido mejor idea que ofrecer a la futura novia un cheque de casi 47 000 dólares (34 000 euros), la mitad de las ganancias generadas este año por la cinta sexual que ambos protagonizaron en 2007.

Según el portal de noticias TMZ, los beneficios derivados del acuerdo legal al que Ray ha llegado con la productora Vivid Entertaiment para ceder los derechos de distribución del vídeo X 'Kim Kardashian Superstar' le han reportado 6 135 dólares (4 300 dólares) el pasado mes de enero, 20 000 (14 500 euros) en febrero, casi 10 000 dólares (7 000 euros) en marzo y una suma parecida en el mes de abril.

La propia compañía pornográfica calcula que, hasta la fecha, la cinta en la que aparece la televisiva Kim ha generado más de 50 millones de dólares, unas ganancias de las que a partir de ahora, y según el contrato firmado por Ray, también tendrá derecho a lucrarse la futura esposa de Kanye West en la misma medida que su expareja.

Queda por ver si Kim y su prometido aceptan el particular regalo de boda, aunque de rechazarlo Ray ya ha asegurado que donará la cantidad a la organización benéfica preferida de la estrella de la telerrealidad.

Pese a que la filtración del vídeo acaparó en su momento todos los titulares, los más íntimos de la pareja aseguran que Kanye siempre se ha negado a ver las escenas subidas de tono protagonizadas por la madre de su hija North (10 meses), con quien tiene planeado casarse este fin de semana.

"Pese a su imagen de chico malo, Kanye está chapado a la antigua y mientras aún eran solo amigos siempre consideró inapropiado ver la cinta de Kim. Ahora que por fin son pareja, no hay ninguna posibilidad de que se plantee hacerlo", aseguró con anterioridad una fuente al portal.

Parece ser que el pasado de su prometida es un tema muy sensible para el polémico artista, hasta el punto de que Kanye habría prohibido a todos los miembros de su séquito mencionar siquiera la existencia del vídeo erótico.

"Cuando algunos de sus amigos trataron de tomarle el pelo mientras tomaban unas cervezas, se volvió completamente loco y les dejó claro que era un tema fuera de los límites. Al principio todos creyeron que estaba bromeando, pero lo decía muy en serio. Kanye no quiere ver jamás esa cinta, y ha prohibido a su séquito incluso hablar sobre ella", concluyó.

Publicidad