Se encuentra usted aquí

Antonio Banderas lucha contra la homofobia

El actor español defiende que los homosexuales gocen de los mismos derechos que los heterosexuales y califica de enfermos a quienes odian a los integrantes de

Antonio Banderas lucha contra la homofobia

El afamado Antonio Banderas no solo ha aprovechado su visita a Perú para promocionar su nueva faceta de habilidoso fotógrafo -a través de la exposición artística 'Women In Gold'- sino también para adentrarse de lleno en un debate interno tan delicado como el de la unión civil entre personas del mismo sexo. Dejando claro que está a favor de que las parejas homosexuales gocen de los mismos derechos que las heterosexuales en el país andino, el intérprete malagueño no ha dudado en calificar de "enfermos" a todos aquellos que dirigen su odio visceral a la comunidad gay.

"A todos aquellos que creen que los homosexuales son personas enfermas, les diría que los verdaderos enfermos son los homófobos. Quienes juzgan a los demás desde un punto de vista irracional e intolerante son los que realmente tienen un grave problema que deben solucionar. En este sentido, me parece que los homosexuales llevan una vida mucho más saludable", aseguró el combativo actor durante una entrevista al Canal N peruano.

Aunque han sido los sectores más tradicionales y católicos de Perú los que han expresado una mayor oposición a los planes de conceder la unión civil al colectivo homosexual, Antonio Banderas está convencido de que la fe cristiana no es incompatible con cualquier regulación que normalice las relaciones de pareja entre personas del mismo sexo, por lo que espera que la Iglesia encabezada por el papa Francisco "evolucione" en los próximos años para estar mejor "conectada" con la realidad social.

"Creo que la Iglesia Católica está prestando cada vez más atención a las necesidades reales de la gente, y con suerte la llegada de un pontífice latinoamericano ayudará a los católicos a evolucionar y a estar mejor conectados con los demás. Deseo que Francisco ayude a la institución a dar pasos agigantados en este aspecto", señaló un artista conocido tanto por su fervor religioso como por sus posiciones políticas liberales y progresistas.

El astro de Hollywood tampoco ha tenido reparo en asociar el carácter controvertido que todavía se atribuye a la homosexualidad con una de las películas que le ayudaron a dar el salto a la fama, 'Laberinto de pasiones' (Pedro Almodóvar, 1982), un filme que provocó un gran escándalo en la España de hace 30 años por las escenas de alto contenido sexual protagonizadas por Imanol Arias y el propio Banderas.

"Me hace gracia que se acepte la violencia en el cine con total naturalidad y nos sigamos llevando las manos a la cabeza cuando dos hombres se besan en pantalla. El mundo está lleno de contradicciones", concluyó.

Publicidad