Se encuentra usted aquí

Eiza González encuentra en su madre a su crítica más dura

La actriz agradece a su madre que jamás trate de hacerle la vida más fácil endulzándole la realidad

Eiza González encuentra en su madre a su crítica más dura

Aunque la actriz esté viviendo su sueño hecho realidad, Eiza González es consciente de que su éxito en Hollywood puede hacerle perder el norte y olvidar lo difícil que le ha resultado triunfar en la meca del cine, razón por la que la mexicana se aferra con fuerza a sus raíces y sobre todo a su madre, en quien confía para que le diga siempre la verdad por dura que resulte.

Con motivo del cumpleaños de la matriarca de su familia, Eiza ha querido rendirle un homenaje público a través de las redes sociales agradeciéndole que nunca la adule con falsos halagos, sin importarle el gran éxito que pueda estar cosechando con su trabajo.

"Hoy es el cumple de la mujer más fregona que conozco, la mujer que siempre me dice la verdad y no me endulza el oído, la mujer más fuerte. Eres una madre excepcional, gracias por hacerme la mujer que soy. Ojalá algún día llegue a ser un pedazo de lo que tú eres. Eres un ejemplo. Te amo", publicó en su cuenta de Twitter.

Más allá de la nostalgia que sin duda debe sentir al encontrarse lejos de su hogar mexicano en una fecha tan señalada, Eiza tiene claro que quiere disfrutar al máximo de su estancia en Los Ángeles, aceptando tanto las experiencias positivas como negativas, que confía en que le ayuden a crecer como persona.

"Cuando estaba en mi país estaba en una situación segura, dentro de mi zona de confort, pero sabía que quería más, que me faltaba algo. Así que hice las maletas y abandoné todo lo que tenía. Fue un riesgo, pero empecé a llamar a todas las puertas, y aquí me tienes", aseguró durante una entrevista en el programa radiofónico de Ryan Seacrest.

Por el momento su salto al otro lado de la frontera no ha parado de reportarle éxitos. Además de hacer el casting para la última película de la saga Star Wars, Eiza se ha convertido en una de las actrices fetiche del director Robert Rodríguez, encargado de dirigirla en el remake televisivo de 'Abierto hasta el amanecer', en parte gracias a que se niega a encajar en el estereotipo de belleza habitual en la industria del cine.

"A mí me encanta convertirme en un monstruo. Todo el mundo tenía una imagen mía de niña buena, pero cuando me vieron por primera vez con el maquillaje de vampiresa, ni siquiera se atrevían a hablarme porque estaba horrible y muy rara. Pero la realidad es que tengo un lado muy marimacho y me encanta ser bruta. Para mí, es como estar en la versión para adultos de Disney World", aseguraba durante una entrevista al portal MovieHotties.

Publicidad