Se encuentra usted aquí

George Clooney no tolera insultos hacia Barack Obama

El famoso actor se enfrascó en una tensa discusión durante una cena en Las Vegas cuando uno de sus acompañantes hizo un comentario ofensivo sobre el presidente

George Clooney no tolera insultos hacia Barack Obama

El carismático George Clooney no lo dudó un segundo a la hora de levantarse de la mesa y abandonar abruptamente un exclusivo restaurante de Las Vegas cuando su buen amigo Steve Wynn -conocido millonario y dueño de varios casinos de la ciudad- lanzó un ofensivo comentario sobre el presidente de Estados Unidos delante de todos los comensales.

Ha sido el propio intérprete el que ha querido dar explicaciones sobre tan desagradable episodio a través de un comunicado, en el que asegura que el empresario calificó al mandatario de "capu***" y en el que describe abiertamente cómo reaccionó ante unas palabras que no podía "tolerar".

"Siempre he dicho que Steve es un gran amigo mío, pero la verdad es que estábamos cenando y dijo algo sobre el presidente que no podía tolerar. Literalmente le llamó 'capu***', y yo no pude evitar decirle que debía cerrar la boca porque estaba hablando de una persona con la que también mantengo una estrecha amistad. Volvió a insistir en que mi amigo era un capu***, y decidí que no podía seguir compartiendo mesa con alguien que claramente se ha convertido en un idiota", reza el texto remitido por el intérprete al periódico Las Vegas Review-Journal.

Sin embargo, el magnate del juego ha compartido una versión completamente diferente del suceso y, además, ha acusado a George Clooney de alterar la verdad por culpa del exceso de alcohol que ingirió durante la velada. Tanto es así, que Steve Wynn ha querido recomendar a la opinión pública que trate de conocer más de cerca a la estrella de Hollywood para saber que es mejor "alejarse" de él cuando no está sobrio.

"George Clooney es un tipo muy divertido al principio de la noche, cuando está sobrio, pero a medida que va pidiendo copas de vodka, se vuelve muy violento y empieza a malinterpretar las cosas. En realidad estábamos bromeando sobre la figura de Mijaíl Gorbachov [expresidente de la Unión Soviética] cuando empezó a perder el control. Yo diría que lo mejor es abandonar la escena cuanto antes tan pronto como Clooney empiece a beber", aseguró el millonario al mismo medio.

Publicidad