Se encuentra usted aquí

Nota: Muerte de Peaches Geldof no corresponde al consumo de drogas

Las personas cercanas a la modelo británica aseguran que no tomaba drogas aunque sí reconocen que tenía cierta obsesión por su madre, Paula Yates, fallecida

dd8ecc05418d553ca0c5537531855af3.jpg

El cuerpo sin vida de la joven británica de 25 años, hija del conocido músico irlandés Bob Geldof, fue encontrado en la tarde de este lunes en su residencia de Kent (Inglaterra) y aunque aún se desconocen las causas del repentino fallecimiento sus amigos han querido dejar claro que Peaches Geldof no consumía drogas y que dedicaba su vida a sus dos hijos, Astala (23 meses) y Phaedra (11 meses), así como a su marido, Tom Cohen.

"Todo el mundo está en shock. Estaba volcada con sus hijos. Siempre estaba con ellos. Estaba así de delgada porque sufría hipotiroidismo y cuando se quedó embarazada eso se le acentuó. No tomaba drogas, por lo menos que sus amigos supiéramos. Hubiéramos hecho algo de haber sido así", contó una fuente al periódico The Sun.

La policía no encontró restos de drogas ni ninguna nota de suicidio en la casa de Peaches y su cuerpo tampoco tenía ninguna herida visible.

Eso sí, otras personas cercanas a la joven tienen muy presente la obsesión que tenía por su madre, Paula Yates, fallecida por una sobredosis de heroína en septiembre del año 2000.

"Tenía el temperamento de su madre. Creo que pensó que morir joven era de alguna manera un acto romántico. Te vas dejando atrás un mito", señaló otro allegado.

En la última foto que subió a Instagram, Peaches aparece de niña junto a su madre Paula. El pie de foto reza: "Mi mamá y yo".

Está previsto que este martes tenga lugar la autopsia.

Bang Showbiz.

Publicidad