Se encuentra usted aquí

Elsa Pataky no quiere que sus hijos pierdan sus raíces españolas

Elsa Pataky no quiere que sus hijos pierdan sus raíces españolas

La actriz Elsa Pataky no quiere que el hecho de vivir en Estados Unidos implique que sus hijos pierdan sus raíces españolas, por lo que no duda en hablarles siempre en castellano, un método que además considera muy útil para estimular el cerebro de los pequeños.
"El español no lo olvidaré jamás, pero además estoy siempre rodeada de familiares y amigos españoles, y voy bastante a menudo a España. A India le he hablado en español desde el primer día y ahora es totalmente bilingüe. Pienso que aprender dos idiomas a la vez, aparte de serle útil en un futuro, es un fuerte estímulo para el cerebro. Además, la mejor manera de expresar tus sentimientos y emociones es en tu lengua materna, por lo que no dudé en hacerlo", señaló en su blog de la revista ELLE 'Elsa Pataky Confidential' respondiendo a la curiosidad de una fan.
Su hija India Rose, de casi dos años, ya habla tanto inglés como español y es capaz de distinguir a la perfección los dos idiomas.
"India habla muchísimo, tanto en español como en inglés. Es más, se dirige en español a los que hablamos en español y en inglés a los de habla inglesa y entiende perfectamente cuando se le habla en cualquiera de los idiomas. Es muy graciosa hablando", explicó.
Tanto es su interés porque sus hijos no pierdan el contacto con su país que Elsa ha evitado buscar una niñera en Los Ángeles, optando por contratar a una cuidadora española.
"La nani que yo tengo se vino desde España así que no he tenido que buscar aquí. Sé que hay agencias en Los Ángeles pero yo no las he contactado", escribió.
Precisamente fue su interés por los idiomas lo que le puso en contacto con su marido, el atractivo actor australiano Chris Hemsworth.
"Chris y yo nos conocimos por medio de la profesora de acento que teníamos en común. Conociéndonos a los dos, pensó que haríamos una buena pareja, y acertó", apuntó la actriz.
La compenetración entre la pareja fue inmediata, una sintonía que no han perdido ni a la hora de elegir los nombres de sus mellizos -que nacieron el pasado 18 de marzo-, Sasha y Tristan.
"La verdad es que no ha sido muy difícil ni elegir los nombres ni ponernos de acuerdo. Sasha nos gustaba a los dos y decidimos que cuando tuviéramos un hijo lo llamaríamos así. Cuando nos enteramos de que iban a ser dos, sí que estuvimos barajando varios nombres hasta que una de mis mejores amigas me sugirió Tristan, que nos encantó, y que además es el nombre de uno de los personajes de la película 'Leyendas de Pasión', una de nuestras preferidas", añadió.

Publicidad