Se encuentra usted aquí

Simon Cowell se enfrenta a las autoridades, por causa de sus…perros

El crítico y productor musical disfrutó de una espléndida salida a la playa junto a su familia, pero un agente de la policía casi les arruina el momento.

f71d3c64a0200c21fac270af3bb3ff7e.jpg

Aunque el productor musical Simon Cowell y su pareja, Lauren Silverman, trataron de disfrutar este lunes de una placentera jornada de playa con su hijo recién nacido, Eric, y sus dos perros, la repentina aparición en escena de un agente de policía estuvo a punto de arruinar la idílica salida en familia, ya que este amenazó al magnate británico con remitirle una multa de 200 dólares (145 euros) por pasear con sus perros en una zona en la que su acceso estaba prohibido.

"Simon nunca había tenido problemas a la hora de llevar a sus dos perros a la playa, aunque oficialmente no estuviera permitido. En todo momento se dirigió al agente con respeto y dejando claro que se arrepentía mucho de haber quebrantado la ley, escapándose así con una mera advertencia y ahorrándose los 200 dólares. Pero tuvo que tragarse un poco el orgullo", reveló una fuente al diario Mail Online.

Una vez resuelto el problema y, aliviado por haberse librado del castigo, Simon Cowell y Lauren Silverman continuaron disfrutando de unos minutos más de sol junto a algunos bañistas que no dudaron en acercarse hasta ellos para felicitarles por el nacimiento de su bebé, sin que en ningún momento sus perros fueran apartados de la zona de baños.

Exhibiendo una vez más su afable carácter cuando se trata de complacer a los fans, el productor no tuvo inconveniente en posar para varias fotografías antes de abandonar la costa y regresar a la ciudad con su familia y sus adorados perros, los cuales ya han empezado a recibir la visita de un reputado entrenador canino para que empiecen a acostumbrarse a compartir la casa con el primogénito de la pareja.

"Uno de los consejos que el entrenador de perros ya le dio a Simon consiste en dejar algunas de las mantitas del bebé cerca de ellos para que se familiaricen con el olor. De esta forma, las dos mascotas asumirán como algo normal la llegada del niño y le tratarán como uno más de la familia. De la misma forma, Simon tiene ahora nuevas rutinas en su relación con sus animales, técnicas para garantizar la seguridad del pequeño y evitar imprevistos", apuntó uno de sus allegados al mismo medio.

Bang Showbiz.

Publicidad