Se encuentra usted aquí

Iker Casillas deja atrás las peleas con los internautas

El portero del Real Madrid ha posado muy sonriente junto a David Bustamante y al exárbitro Rafa Guerrero demostrando que ha logrado dejar a un lado la polémica

casillas.jpg

No ha pasado ni una semana desde que el futbolista Iker Casillas sorprendiera a los usuarios de Instagram al dirigir toda su ira contra aquellos internautas que no paran de atacarle a él y a su pareja, la reportera Sara Carbonero, escudándose en el anonimato. Una agresiva faceta del portero del Real Madrid que ahora ha querido atenuar al posar así de sonriente con uno de sus mejores amigos: el extrovertido cantante David Bustamante.

"Hoy estoy con dos buenos amigos, Iker Casillas y Rafa Guerrero [exárbitro de la liga española]. Mezclando música y amistad", escribió un orgulloso Bustamante en su perfil de Instagram tras adjuntar una fotografía con sus dos acompañantes, escenificando un idílico momento que contrasta claramente con el lado oscuro que Casillas desplegó la semana pasada en la misma plataforma.

El encuentro entre dos de los personajes más conocidos de la crónica social española tenía además un fin solidario y digno de admiración, ya que ambos participarán en un partido de fútbol en León -el próximo 13 de diciembre- cuyos beneficios irán destinados al Banco de Alimentos.

Sin embargo, Bustamante y Casillas también tienen la mala fortuna de compartir protagonismo en sendas polémicas sobre su vínculo con el deporte rey, ya que el capitán de la selección española está siendo cuestionado más que nunca por la prensa y la afición del Real Madrid desde hace más de un año por su rendimiento deportivo y el efecto de Sara Carbonero en la estabilidad del vestuario.

Por su parte, el popular cantante fue objeto el año pasado de una agria controversia sobre su agresiva personalidad en el terreno de juego al ser expulsado de un partido amistoso, tras propinarle una patada a un rival y encararse posteriormente con el árbitro y varios jugadores del equipo contrario, sin que su actitud pasara desapercibida para los paparazzi que seguían sus pasos.

"Gracias a todos por vuestro apoyo, de verdad que lamento mucho daros estos disgustos. Yo soy el primero que condena la violencia y siento mucho haber reaccionado así. Pero no es suficiente para que me crucifiquen de esa manera. Cada día hay discusiones y calentones en los terrenos de juego. No me siento orgulloso de haber perdido los nervios. Nadie es perfecto, y yo mucho menos, pero no soy ningún monstruo o delincuente", publicaba Bustamante en Twitter para explicar lo ocurrido.

Iker Casillas prohíbe a sus amigos fumar delante de Sara Carbonero

Por: Bang Showbiz

Publicidad