Se encuentra usted aquí

Sofía Vergara vuelve a quedarse sin premio Emmy

La estrella barranquillera sale derrotada de la gala de premios televisivos por cuarta vez consecutiva, aunque su serie 'Modern Family' vuelve a coronarse como

191af930fbba535f35251212dc8a0c6a.jpg

Mira las fotos aquí

Pese a haberse confirmado este año como la actriz mejor pagada de la televisión, Sofía Vergara volvió a dejar pasar la oportunidad de refrendar su exitosa carrera en 'Modern Family' con un premio Emmy al que estaba nominada por cuarta ocasión consecutiva. Sin embargo, a diferencia de en galas anteriores no fue su compañera de reparto Julie Bowen quien le arrebató la preciada estatuilla en la gala celebrada anoche en el teatro Nokia de Los Ángeles, ya que la categoría de mejor actriz de reparto en una serie de comedia alzó a Meritt Wever --de la serie 'Nurse Jackie'-- como una de las inesperadas triunfadoras de la velada.

No obstante, Sofía y todo el equipo de la exitosa 'Modern Family' volvieron a casa con el consuelo de haber revalidado por cuarto año consecutivo su condición de mejor serie cómica del panorama televisivo estadounidense, un reconocimiento del que no pudieron disfrutar producciones tan consolidadas como 'Mad Men' o 'Homeland', que optaban por lograr de nuevo un título de mejor serie dramática que finalmente fue a parar a la también aclamada 'Breaking Bad'.

Aunque las quinielas apostaban también por el triunfo de Bryan Cranston --protagonista de la citada serie-- en la batalla de los actores protagonistas, el principal premio dramático del género masculino recayó en Jeff Daniels y en su alabada interpretación del presentador estrella en los ficticios informativos de la serie 'The Newsroom'. Por su parte, Jim Parson volvió a batir al veterano Alec Baldwin en la categoría de mejor actor protagonista en el género de comedia, confirmando así que 'The Big Bang Theory' sigue siendo una de las series humorísticas preferidas tanto por la crítica como por los espectadores, mientras que Julia Louis-Dreyfus recibió por segundo año consecutivo el galardón a la mejor actriz de comedia al dar vida a una peculiar vicepresidenta estadounidense en 'Veep'.

Además de haberse destacado por una distribución bastante equitativa de premios --además de por las contundentes derrotas de 'Mad Men' y 'Juego de Tronos', que se fueron de vacío--, la 65 edición de los premios Emmy ha sido descrita por numerosos analistas como una de las más aburridas de los últimos años, pese a la pericia como maestro de ceremonias de un Neil Patrick Harris ('Cómo conocí a vuestra madre') acostumbrado ya a lidiar con grandes eventos mediáticos y, esta vez, asesorado en el mismo escenario por otros ilustres presentadores de galas pasadas como Conan O'Brien o Jimmy Fallon.

No obstante, la falta de ritmo y fluidez que aquejó a la ceremonia fue de alguna forma compensada por varios momentos de gran emotividad, sobre todo aquellos sentidos homenajes que la industria televisiva dedicó a los malogrados James Gandolfini y Cory Monteith. Mientras que el protagonista de la mítica 'Los Soprano' recibió un solemne tributo de la que fuera su esposa en la ficción, la actriz italoamericana Edie Falco, el fallecido intérprete de la serie musical 'Glee' fue recordado por su compañera de reparto Jane Lynch  ante los asistentes como "un alma llena de encanto" ante el silencio sepulcral de todo el auditorio.

Por: Bang Showbiz

Publicidad