Se encuentra usted aquí

Paulina Rubio defiende a su hijo de los paparazis

La mexicana ha querido mostrar su apoyo a Halle Berry y Jennifer Garner, que están promoviendo una ley que protegería a los niños del acoso de la prensa.

6f50ffa603a30260696e122b41840ba4.jpg

La chica dorada ha demostrado en innumerables ocasiones que el hombre que ocupa sus pensamientos es su hijo Andrea Nicolás --fruto de su extinta relación con el español Nicolás Vallejo-Nágera-- a quien colma de cariño constantemente. Sin embargo, el pequeño conoce bien las consecuencias de que su madre sea un personaje público, algo que ha hecho que Paulina Rubio se empiece a preocupar seriamente por los estragos que los paparazzi podrían causar en la moral de su único hijo.

Así, Paulina ha querido mostrar su apoyo al proyecto de ley presentado a la Legislatura Estatal de California y por la que testificaron el pasado martes las actrices Jennifer Garner y Halle Berry en un intento por proteger la infancia de sus hijos, acotando así el trabajo de los paparazzi.

"Estoy totalmente de acuerdo con Halle y Jennifer, este tipo de acciones deben terminar y haber límites", escribió Paulina en su perfil de Twitter.

La mexicana se une así al proyecto de ley 606 del Senado de Estados Unidos, que se propone extender la definición estatal de 'acoso' para incluir la toma indiscriminada de fotografías a un niño sin el consentimiento escrito de sus padres o tutores, una iniciativa de la que, de ser aceptada por la Asamblea de Estados Unidos, también se beneficiará la artista mexicana, ya que reside en Miami junto a su hijo cuando este no está con su padre --quien tiene la custodia compartida.

A tal punto ha llegado el acoso al que se ha visto sometida Halle Berry que habría incluso considerado la idea de mudarse a Francia junto a su pareja Olivier Martínez para proteger a su hija Nahla y al bebé que espera de la constante persecución mediática, según asegura el diario Sacramento Bee.

"Tienen derecho a estar muy cerca de mi hija y a menudo me gritan obscenidades delante de ella e incluso le preguntan toda clase de cosas inapropiadas para una niña de cinco años. Es demencial", testificó Halle, cuya hija no quiere acudir a su escuela por miedo a los paparazzi.

"No quiero tener a una banda de fotógrafos agresivos, que gritan constantemente y que violan la ley acampando durante todo el día fuera de mi casa. Porque esto está traumatizando a nuestros hijos", explicó a su vez Jennifer Garner.

Por: Bang Showbiz

 

Publicidad