Se encuentra usted aquí

Actriz de ‘Orange is the new black’ sufrió la deportación de sus padres colombianos

Se trata de Diane Guerrero, quien recordó cómo sus padres tuvieron que dejar los Estados Unidos y las duras consecuencias de esta decisión. 

Actriz de ‘Orange is the new black’ sufrió la deportación de sus padres colombianos

La vida de la actriz Diane Guerrero, más conocida por su papel en series como 'Jane the Virgin' y 'Orange is the New Black', cambió de la noche a la mañana cuando sus padres y su hermano -inmigrantes ilegales en Estados Unidos- fueron deportados de regreso a Colombia mientras ella, que poseía la nacionalidad estadounidense al haber nacido en Nueva Jersey, estaba en el colegio.

Tras una etapa inicial marcada por el caos y el miedo, que la intérprete consiguió superar gracias a la ayuda de sus vecinos y amigos, Diane por fin pudo viajar a Colombia para ver a sus padres, aunque esas escasas visitas siempre le dejaban un sabor de boca "agridulce" al recordarle lo afortunada que era en comparación con su seres queridos.

"Perder a tu familia y quedarte sola en la tierra en la que todos querían vivir te empuja a sentir la 'culpa del superviviente", revela la intérprete en una entrevista a la revista Latina. "Cada vez que regresaba a Colombia les hacía rememorar todo lo que había pasado, porque ellos querían estar conmigo [en Estados Unidos]. Así que siempre era una sensación agridulce, porque cada logro, cada triunfo en mi vida no dejaba de tener un lado triste".

La traumática deportación de sus padres afectó enormemente a la actriz, que sufrió depresión, tendencia a autolesionarse y acabó abusando del alcohol, aunque tardó mucho tiempo en atreverse a pedir ayuda.

"Cuando eres latina, a menudo sientes que no tienes derecho a padecer una enfermedad mental. En nuestra cultura la idea de que pedir ayuda significa que eres 'una loca' está muy arraigada. Por eso oculté mi problema durante tanto tiempo. Cuando por fin le confesé a mis padres lo que estaba sucediendo, me dijeron de inmediato: 'Necesitas hablar con alguien. Por favor, ve a ver a un terapeuta'".

A día de hoy la intérprete ha aprendido a sentirse muy orgullosa de sus raíces hispanas sin que ello interfiera con su sentimiento patriótico o con el hecho de que se considere más estadounidense que nadie.

"A menudo me siento más estadounidense que el ciudadano medio. Adoro todos los ideales que nuestro país representa y defiende, y eso es gracias a que crecí aquí. Nací aquí, pero no doy nada por sentado. El 4 de julio [celebración del Día de la Independencia en Estados Unidos], soy la primera que sale a la calle con fuegos artificiales. Creo que me lo tomo un poco más en serio porque he visto cómo mis padres ansiaban convertirse en ciudadanos estadounidenses", reflexionó.

Por: Bang Showbiz

Publicidad