Se encuentra usted aquí

"No volveré a callar el abuso sexual”: Rose McGowan

En su primera aparición pública tras el escándalo que ha sacudido Hollywood, la actriz ha recordado a la opinión pública que para las víctimas del productor, no ha resultado fácil verle a diario en los medios de comunicación

Rose McGowan ha sufrido a diario viendo la cara de su 'pesadilla' particular: Harvey Weinstein

Foto: AFP

Foto: AFP

Pese a que en su perfil de Twitter Rose McGowan se ha mostrado más combativa que nunca durante las últimas semanas, para dar visibilidad a todas las acusaciones realizadas contra Harvey Weinstein, en la intimidad la actriz se ha enfrentado a uno de los momentos más duros de su vida al verse obligada a contemplar el rostro del hombre que, según su versión de los hechos, la violó hace ya dos décadas.

Así lo ha revelado en la conferencia Women Convention celebrada este viernes en Detroit, en la que ha sido su primera aparición pública tras salir a la luz el escándalo relacionado con los abusos de poder cometidos por el productor, a raíz de un artículo publicado por un periodico neoyorkino.

"La cara del monstruo estaba en todas partes, esa era mi peor pesadilla", confesó durante su intervención, a lo largo de la cual recordó cómo el escepticismo y, en algunos casos, las burlas abiertas con que eran recibido el relato de su agresión en el ámbito privado le impidieron alzar su voz antes.

"Me han silenciado durante veinte años. Me han ridiculizado por ser una zo**a. Me han acosado. Me han presentado como la mala de la historia, pero soy alguien como ustedes. Lo que me pasó a mí detrás de las cámaras nos sucede a todas en esta sociedad y no debería tolerarse, no lo toleraremos. Nadie más será herido, es hora de hacer algo. Es hora de ser valiente" añadió la actriz.

La antigua protagonista de 'Embrujadas' también ha querido advertir que esa dinámica de agresiones y contratos secretos para comprar el silencio de las víctimas no se limita únicamente a la meca del cine, pese a que sea precisamente en su seno donde se haya destapado. Asimismo, ha apuntado una vez más la falta de diversidad de la industria como el culpable de la desigualdad que aún impera en ella y, en último caso, de que siga siendo el escenario de violencia sexual encubierta.

"Puede que Hollywood parezca algo aislado, pero no lo está. Es el espejo que se nos da, para decirnos: eso es lo que eres como mujer, esto es lo que eres como hombre; como chica, chico, gay o hetero, o transgénero. Pero esa visión que nos llega es a través de los ojos de directores, que en un 96% son hombres blancos. Se nos da un solo estereotipo, y yo conozco a los hombres tras esa visión. Y jamás debería permitírseles entrar en nuestras mentes", dijo McGowan.

 

Publicidad