Se encuentra usted aquí

Llega una nueva semana cargada de historias que llegan al alma

Te presentamos los avances del 26 a 30 de agosto. Recuerda no perdértelas, pues te llevarás grandes sorpresas.

3f28c76dec4366e0d01c561c1d68da90.jpg

Lunes 26 de agosto
Cosas de Dios.

Clara Inés es una eficiente contadora que enviudo muy joven y se mantiene aferrada al recuerdo de su esposo por medio de su hija Lucia. Sin embargo, en la iglesia a la que asiste conoce a Silvio, un atractivo sacerdote del que se enamora perdidamente y por el que piensa luchar sin importar las consecuencias.

Martes 27 de agosto
En vísperas de la intolerancia.

Mercedes es abogada y madre de Alejandro que es abiertamente gay y juntos son voceros y activistas de los derechos de la comunidad LGBT. Un día, en vísperas de una marcha contra la homofobia, el joven es atacado por dos hombres en su casa y queda grave en el hospital. Ante esta situación, Mercedes busca al culpable y con dolor descubre que fue Marcelo, su hijo mayor, quien por error termino lastimando a su hermano.

Miércoles 28 de agosto
La otra cara del poder.

Valentina es una joven de carácter fuerte y una líder por naturaleza que no le tiene miedo a la autoridad. Por sus cualidades es elegida como presidenta del consejo estudiantil y su gran contrincante será Heriberto un profesor sin escrúpulos es que usa su poder para abusar de sus compañeros.

Jueves 29 de agosto
Contra todo.

Laura cursa último año de bachillerato y siempre se ha destacado por su inteligencia y carisma, hasta que al colegio llega Cecilia, una profesora de matemáticas que es muy antipática con ella. Ante esta situación, Laura baja su rendimiento escolar y entra en una profunda depresión, que Camilo, su amigo, trata de quitarle, haciéndole una fuerte broma a Cecilia, sin imaginar que iban terminar cometiendo un crimen.

Viernes 30 de agosto
La pasante

Marianella estudia derecho y solo le hace falta la pasantía para graduarse. En una noche de fiesta, la joven sin medir sus consecuencias, amanece con un hombre del cual no sabe ni su nombre, pero que para sorpresa de ella, tendrá que encontrarse más adelante.

Publicidad