Se encuentra usted aquí

Bendito entre las mujeres al límite

Molesto o relajado, así catalogan las actrices el momento en que los sonidistas deben colocar el micrófono a la altura del pecho. Mirá aquí los detalles.

66bf0ec397f75693d7e738565fce4f1a.jpg

Fiona Horsey, Cristin Lilley, Margarita Reyes, Liesel Potdevin, María Margarita Giraldo, y hasta la señora Dora Cadavid son algunas de las actrices de MUJERES AL LÍMITE que se caracterizan por su camaradería y por generar el mejor ambiente de trabajo, y lo demuestran desde el momento en que se les instalan los micrófonos inalámbricos debajo de su ropa, cosa que para muchas otras es un tema muy molesto.

Según Yecydt Escobar, uno de los microfonistas de la serie, algunas protestan a la hora de la instalación del equipo debajo de su ropa y no permiten que se les ponga como se debe, pues el dispositivo debe ubicarse a una cuarta (30 centímetros aproximadamente), de la boca, para que el sonido quede mejor registrado y eso es justo a la altura del pecho. “Para nosotros, el camuflaje es lo más importante a la hora de instalar, y muchas veces debemos recurrir a trucos como ponerlo en ubicaciones que no son las más cómodas para las actrices”.

A algunas, dice Escobar, “el tema les molesta mucho, pero a la mayoría, y sobre todos a las más experimentadas este asunto es de simple mecánica del trabajo. Eso sí, algunas lo toman con mucho humor como María Margarita Giraldo quien cada vez que me acerco a instalarle el micrófono me dice: oye si me vas a meter la mano por debajo de la blusa, al menos dame un besito… y lo más curioso es que de verdad tengo que darle el besito antes de hacerlo”.

Fuente: Prensa Colombiana de televisión.

Publicidad