Se encuentra usted aquí

Miguel Bosé no se lleva a sus cuatro hijos de gira

El cantante está decidido a proporcionar a sus hijos toda la estabilidad y privacidad que necesitan en su vida diaria en Panamá.

Miguel Bosé no se lleva a sus cuatro hijos de gira

Foto:AFP

Foto:AFP

Tras convertirse en padre de gemelos por partida doble en un espacio de apenas un año, Miguel Bosé decidió fijar su residencia en Panamá junto a sus hijos Diego y Tadeo, de seis años, y Telmo e Ivo, de cinco, para criarles lejos de los focos de la atención mediática.

A diferencia de los retoños de otros artistas, como los mellizos de Ricky Martin, que son ya viajeros experimentados, los niños Bosé no acompañan al famoso cantante en sus giras, ya que él considera que lo más importante es que gocen de una estabilidad y una rutina.

"No, los hijos se quedan en casa. Creo que los niños necesitan orden: se levantan, van al colegio, deberes, juegos, clases... Todo eso tiene que tener un orden, una casa, un punto fijo", ha explicado en un panel dedicado a la música latina organizado por Billboard en la ciudad de Miami.

La aventura de criar a cuatro pequeños es en gran parte la responsable de que Bosé siga haciendo gala a sus 61 años de una energía arrolladora y el mismo atractivo físico de siempre sin necesidad de gimnasios ni dietas.

"Se llama paternidad. Los que sean papás y mamás sabrán el ejercicio que se hace a diario levantando... porque yo tengo cuatro hijos, dos pares de gemelos, que están muy robustos, y están en la edad de ser mimados. Exigen mucho, levantando arriba y abajo. Y ahora he estado una semana con ellos en Universal Studios, Legoland, Disneyland, y me han hecho caminar como un bestia, así que eso es el fitness. Aparte, también están los conciertos, claro, que son muy aeróbicos".

La estrella de la música ha aprovechado la ocasión para volver justificar su deseo de formar una familia pasada la cincuentena, recurriendo al sentido del humor y a varias metáforas sobre el irremediable paso del tiempo.

"Como los hombres no podemos hacer dos cosas bien al mismo tiempo, dije, hago primero mi carrera y luego mi familia. Pero además cuando hice mi familia, como me pilló tarde, dije... Si hago un jardín, planto ya los árboles crecidos, porque sino no me va a dar tiempo a verlos crecer. Así que dije, cuatro, porque si empiezo con uno, luego otro, otro, otro... el último me va a llegar con 85 años y va a ser más un nieto que un hijo. Así que decidí tener cuatro, siempre quise tener una gran familia", ha aclarado.

Publicidad