Se encuentra usted aquí

Maluma no permitirá que la polémica sobre la misoginia de sus temas le 'corte las alas'

El reguetonero está inundando sus redes sociales de sutiles indirectas que demuestran que el debate sobre su música ‘machista’ no frenará su carrera.

Maluma no permitirá que la polémica sobre la misoginia de sus temas le 'corte las alas'

En medio de la polémica sobre el contenido supuestamente machista de su música, y en concreto de su sencillo 'Cuatro Babys', la gira de Maluma por Argentina se ha convertido en su mejor refugio para darse en cada concierto un nuevo baño de multitudes.

Las redes sociales se han convertido en la plataforma perfecta para que el reguetonero documente el cariño que recibe de sus fans femeninas y se pronuncie además -siempre de forma indirecta- acerca de la iniciativa que pide a través de la plataforma Change.org la retirada del videoclip del mencionado tema por "hacer apología de la violencia de género", para dar a entender que no piensa permitir que las críticas le frenen.

"Nada va a cortar mis alas, seguiré volando y mucho más alto...!!! ", afirma convencido el colombiano en una de las últimas imágenes que ha compartido en su cuenta de Instagram, sacada durante su recital en Maipú.

Hace unos días el intérprete ya usaba esa misma red social para sacar a relucir su lado más humano con una fotografía suya junto a su madre que acompañó del mensaje: "Enamorado de mi baby. Te amo mamá", sin duda una sutil indirecta a todos aquellos que en los últimos días le han acusado de misógino y de perpetuar un rol estereotipado de las mujeres.

A falta de un comunicado público con el que responder a sus detractores, Maluma ya parece haber dejado lo suficientemente claro que no le quita el sueño el hecho de que sus canciones no sean comprendidas o valoradas por todo el mundo.

"Por una cosa o la otra siempre te van a juzgar, solo haz lo que te salga del corazón, lo que te haga feliz. Si hablaron de Jesucristo, ¿por qué te sorprendes cuando hablan de ti?", afirmaba en Instagram al poco tiempo de estallar la polémica.

 

Publicidad