Un tesoro en 35 mm: El gamín, la película de la vida de Julio Sánchez Cóccaro

Este fue su primer papel en la pantalla grande. Tenía unos 12 años e interpretaba a un niño de la calle. El filme, realizado por unos suizos, se convirtió en una joya escondida, pues no supo nada de él, sino 43 años después. 

Además de retratar una Bogotá de antaño como dibujada en la ficción, en la cinta comparte con su papá. Aprendió en la calle cómo ser un ‘ñero’ de verdad. Gracias a unos amigos del colegio que se fueron a vivir a Suiza logró reencontrarse con este filme que cuadro a cuadro se ha vuelto un legado familiar.

Publicidad
Más Contenidos
  • La exitosa recuperación de Alexis ‘el Pulpo’ Viera y de cómo se aferró a la vida

    En 2015, el arquero uruguayo recibió dos disparos, en la ciudad de Cali, tras ser víctima de un atraco.

    Los Informantes
  • Criada como una mujer maravilla de carne y hueso, hecha a pulso, así es Claudia López

    Sintió miedo de revelar a sus padres que era homosexual. Ha hecho de todo para salir adelante, hasta lavar baños en Nueva York.

    Los Informantes
  • Porfirio Ramírez, el hombre que, en silla de ruedas, secuestró un avión

    El 12 de septiembre de 2005, Colombia estuvo en vilo por culpa del ‘aeropirata’, quien burló la seguridad del aeropuerto Gustavo Artunduaga de Florencia, Caquetá, y escondió dos

    Los Informantes
  • Con solo 5 por ciento de grasa corporal, Ibón Palacio es la reina del fisicoculturismo

    Disciplina, constancia y rigor han sido vitales para que esta paisa de 42 años, 162 centímetros de altura y 48 kilos de peso represente a Canadá en las competencias de esta disc

    Los Informantes
  • Estos padres de cuatrillizos demuestran el poder multiplicado del amor

    Ivanna Cárdenas y Ana María Machacón son solo dos mamás que evidencian, a pesar de sus realidades opuestas, que cuando los hijos llegan, y en combo, se desarrolla un superpoder

    Los Informantes
  • Danna Sultana: “Hay hombres con vagina y es ahí donde puedo tener una familia”

    Esta bailarina colombiana transexual y su pareja Esteban Landrau, también transexual, esperan su primer hijo. Lo peculiar es que quien lleva la panza es él y no ella.

    Los Informantes