Publicidad

Publicidad

Publicidad

logopush.png
Las mejores producciones y los realities del momento, las noticias del entretenimiento nacional e internacional están aquí para ti.
¡Suscríbete!
¡Veámonos!
Nos vemos luego

Publicidad

Nuestras canciones al principio sonaban horribles, eran un ensayo y error: Cali y El Dandee

Mauricio y Alejandro Rengifo son muy diferentes pero inseparables. Tal vez allí está la clave de su éxito. Nunca soñaron con ser artistas, pero, sin querer queriendo, la fama y el triunfo los arropan cada día.

Nuestras canciones al principio sonaban horribles, eran un ensayo y error: Cali y El Dandee

Estos hermanos crecieron en Cali y a pesar de los años que llevan fuera, no se les quita lo caleño. Sobre todo, a Alejandro que tiene el acento intacto. Mauricio es el culpable de pegarle a su hermano menor el gustito por la música.

Se dieron a conocer con “Yo te esperaré”, pero lo que sí no tuvieron que esperar mucho fue el alcance que tendría su primera canción. “Cuando nos invitaron a España por primera vez, nos invitaron a un concierto en una Plaza de Toros con no sé 15 mil personas y literalmente ese día no se escuchaban nuestras voces de lo duro que gritaba la gente y era algo loquísimo para nosotros”.

Después de tanto tiempo, no han perdido la complicidad ni las ganas de hacer música juntos. En parte sigue siendo un pasatiempo que se gozan como cuando eran niños.

Hablar con los árboles, el antídoto contra la locura para Óscar Tulio Lizcano durante su cautiverioComo salida del Libro de la Selva, ella es Jane Goodall, la madrina de los chimpacés ¿Buenos o malos estudiantes? Cali y El Dandee cuentan cómo les iba en su época escolar¡Imparables! Cali y el Dandee reciben con orgullo sus tres discos de platino

Sigue lo mejor del entretenimiento en Caracol Televisión Sigue lo mejor del entretenimiento en Caracol Televisión

Publicidad

Al continuar la navegación, el usuario autoriza que el portal web, propiedad de Caracol Televisión S.A., haga uso de Cookies de acuerdo con esta Política.
ENTENDIDO