‘Me fui’ de Reymar Perdomo, un grito de supervivencia, rabia y dolor

Un video en redes sociales de la cantante venezolana interpretando el tema desde Lima, Perú, se volvió viral al punto de ser entonado incluso en China.

Decidió probar suerte fuera de su país, con 200 dólares en el bolsillo y una maleta que le robaron en su travesía y con la que perdió su vida entera empacada en ella. Caminó durante cinco días hasta llegar a Lima, Perú, con 100 dólares que le quedaban.

Dice haberse muerto por dentro, no quedaba nada más que dolor y rabia, lo que le permitió escribir el tema que la ha hecho famosa y con él renacer.

Asegura no tener vínculos con el chavismo, como muchos venezolanos dicen.

Temas Relacionados: 
Publicidad
Más Contenidos
  • “Yo quiero retirarme con honor”: maestro Alci Acosta y las melodías de su vida

    El 5 de noviembre de 2019 celebró sus 81 años y ya cuenta más de 50 tocando el piano y cantando.

    Los Informantes
  • ¡Que ladren ahora y callen para siempre! Estos son los amores perros de Amparo Grisales

    La actriz colombiana ha dedicado su vida a rescatar y cuidar el verdadero amor, el canino, ese que no traiciona, que es puro y verdadero.

    Los Informantes
  • En el lugar más frío del planeta, la calidez se lleva en el corazón: así es la Antártida

    El paisaje es extremo, como las condiciones en las que se vive. Hay montañas ya sin nieve en el continente blanco por el cambio climático.

    Los Informantes
  • Como si fuera su mamá, cuidadora salva a monos aulladores rojos de la crueldad humana

    Martha Yarce forma parte del equipo del Zoológico de Santa Fe, en Medellín, que realiza una tarea titánica para salvar a esta especie de manos inescrupulosas.

    Los Informantes
  • Un tesoro en 35 mm: El gamín, la película de la vida de Julio Sánchez Cóccaro

    Este fue su primer papel en la pantalla grande. Tenía unos 12 años e interpretaba a un niño de la calle.

    Los Informantes
  • La tragedia de Armero las separó y se reencontraron 34 años después

    Jenifer de la Rosa y Ángela Rendón fueron dadas en adopción tras la avalancha cuando eran unas bebés.

    Los Informantes